Descripción de la presión arterial alta



Fecha de Publicación: 2016-05-08

Fuente/Autor: 1

Noticia Vista : 78  Veces.



La presión arterial alta es una enfermedad común en la que la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos (arterias) a una presión más alta de lo normal.

Medición de la presión arterial

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea la sangre. La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, ocurre cuando esta fuerza es muy alta. Los proveedores de atención médica revisan las lecturas de la presión arterial de la misma manera para los niños, los adolescentes y los adultos. Utilizan un medidor, un estetoscopio o un sensor electrónico y un brazalete para la presión arterial. Con este equipo, miden:

• La presión sistólica: la presión arterial cuando el corazón late mientras bombea la sangre

• La presión diastólica: la presión arterial cuando el corazón está en reposo entre un latido y otro

Los proveedores de atención médica escriben el número de la presión sistólica por encima del número de la presión diastólica al dar los resultados de la presión arterial. Por ejemplo:

118/76 mmHg

Se lee “118 sobre 76” milímetros de mercurio

Presión arterial normal

En los adultos, la presión arterial normal se define como una presión sistólica por debajo de 120 mmHg y una presión diastólica por debajo de 80 mmHg. Es normal que la presión arterial cambie cuando usted duerma, se despierte, o esté emocionado o nervioso. Cuando está activo, lo usual es que la presión arterial aumente. Sin embargo, una vez que suspende la actividad, su presión arterial vuelve a su rango normal.

Por lo general, la presión arterial aumenta con la edad y el tamaño corporal. Los bebés recién nacidos a menudo tienen valores muy bajos de presión arterial que se consideran normales para ellos. Los adolescentes mayores, en cambio, tienen valores similares a los de los adultos.

Presión arterial anormal

Tener la presión arterial por encima de 120/80 mmHg se considera un aumento anormal de la misma. La siguiente tabla indica cuáles son las etapas o niveles de gravedad de la presión arterial alta.

Los rangos presentados en la tabla son guías para la presión arterial en adultos que no tienen ninguna enfermedad grave a corto plazo. Las personas con diabetes o enfermedad renal crónica deben mantener su presión arterial por debajo de 130/80 mmHg.

Aunque los aumentos de presión arterial que se ven en la prehipertensión son menores a los que se usan para diagnosticar la presión arterial alta, la prehipertensión puede convertirse en presión arterial alta y se le debe prestar mucha atención. Con el tiempo, la presión arterial alta debilita y daña los vasos sanguíneos, lo que puede causar complicaciones.

Tipos de presión arterial alta

Hay dos tipos principales de presión arterial alta: primaria y secundaria.

Presión arterial alta primaria

La presión arterial alta primaria o esencial es el tipo más común de presión arterial alta. Este tipo de presión arterial alta tiende a presentarse con el paso de los años a medida que la persona envejece.

Presión arterial alta secundaria

La presión arterial alta secundaria es causada por otra enfermedad o trastorno médico o el uso de ciertos medicamentos. Este tipo suele resolverse después de que se trata o elimina la causa.

Complicaciones de la presión arterial alta

Cuando la presión arterial se mantiene alta por mucho tiempo, puede causar daños al cuerpo y provocar complicaciones. Algunas complicaciones comunes y sus signos y síntomas incluyen:

• Aneurismas: Son protuberancias anormales en la pared de una arteria. Los aneurismas se desarrollan y crecen durante años sin causar signos o síntomas hasta que se rompen, crecen lo suficiente como para presionar estructuras cercanas, o bloquean el flujo sanguíneo. Los signos y síntomas que se presentan dependen de la ubicación del aneurisma.

• Enfermedad renal crónica: Ocurre cuando se estrechan los vasos sanguíneos de los riñones. Esto puede causar insuficiencia renal.

• Cambios cognitivos: Las investigaciones muestran que con el tiempo la presión arterial alta puede causar cambios cognitivos. Los signos y síntomas incluyen pérdida de la memoria, dificultad para encontrar palabras y falta de concentración durante las conversaciones.

• Lesiones en los ojos: Ocurren cuando los vasos sanguíneos de los ojos se revientan o sangran. Los signos y síntomas incluyen cambios en la visión o ceguera.

• Ataque al corazón: Sucede cuando de repente se bloquea el flujo de sangre rica en oxígeno a una sección del músculo cardíaco y el corazón deja de recibir oxígeno. Los síntomas de advertencia más comunes de un ataque al corazón son dolor o malestar en el pecho, malestar en la parte superior del cuerpo y dificultad para respirar.

• Insuficiencia cardíaca: Es cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. Los signos y síntomas comunes de la insuficiencia cardíaca incluyen falta de aliento o dificultad para respirar; sensación de cansancio e hinchazón en los tobillos, los pies, las piernas, el abdomen y las venas en el cuello.

• Enfermedad arterial periférica: Se presenta cuando se acumula placa en las arterias de las piernas y afecta el flujo de sangre a las mismas. Si la persona presenta síntomas, estos son por lo general dolor, calambres, entumecimiento, molestia o pesadez en las piernas, los pies y los glúteos después de caminar o subir escaleras.

• Accidente cerebrovascular: Ocurre cuando se bloquea el flujo de sangre rica en oxígeno a una parte del cerebro. Los síntomas de un accidente cerebrovascular incluyen debilidad repentina; parálisis o adormecimiento de la cara, brazos o piernas; dificultad para hablar o entender lo que se dice; y dificultad para ver.



PUBLICIDAD
CARICATURA DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@