La visión



Fecha de Publicación: 2015-12-21

Fuente/Autor: Lcda. Betty Estrada Luna Optómetra ESTRADA OPTICAL CENTER GRUPO DE OCULARISTAS C.O.G E-mail: estradaopticalcenter@hotmail.com

Noticia Vista : 31  Veces.



Los problemas visuales afectan a uno de cada 4 niños en edad escolar, debido a que estos problemas pueden empezar desde una edad temprana, es importante que reciban un control y un tratamiento adecuados.

De no ser así pueden llevar a una pérdida permanente de la visión o a un retraso de desarrollo.

Siempre que no hayamos observado ningún signo o síntoma que nos haga sospechar algún problema visual, alrededor de los 3 años es una edad adecuada para realizar una visita al especialista en Optometría.

A partir de aquel momento se recomienda una visita anual de control.

En estos controles se realizará un análisis de los principales problemas visuales como:

Defectos refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo), estrabismo, ambliopía, ptosis palpebral (párpados caídos), dificultad para ver los colores, anomalías de superficie anterior o posterior.

La historia familiar de problemas visuales debe ser tomada en cuenta.

Hay numerosos factores que pueden incrementar el riesgo de que un niño padezca trastornos visuales como por ejemplo:

Retraso de desarrollo, nacimiento prematuro, historia personal o familiar de enfermedades oculares, lesión severa previa en los ojos, uso de ciertos medicamentos, enfermedades sistémicas.

Hasta no hace muchos años, los niños con defectos refractivos más o menos importantes que se han visto obligados a llevar gafas, tenían problemas relacionales con sus compañeros, especialmente a la hora de considerarlos aptos para la práctica deportiva.

El propio desconocimiento por parte de tutores o entrenadores ha propiciado que muchos niños decidieran abandonar o no iniciar la práctica de su deporte favorito.

Esto es tan cierto hasta el punto que hoy en día, incluso deportistas de elite siguen escondiendo su defecto visual por temor a tener problemas en su equipo.

Afortunadamente

Esta tendencia va cambiando, pero todavía hoy es infrecuente ver un joven practicando deporte con gafas graduadas adaptadas.

Muchos de ellos juegan sin gafas y compensan como pueden su déficit visual y otros han optado por el uso de las lentes de contacto.

Es evidente que en la actualidad las gafas para practicar deporte en ESTRADA OPTICAL CENTER tienen todas las características adecuadas para ser usadas sin ningún tipo de limitación ni molestia para el deportista.

Son útiles para compensar el defecto de refracción en aquellos casos en que los lentes de contacto pueden ser incómodas o no estén indicados.

No debemos menospreciar el riesgo que supone la práctica deportiva en edad infantil para nuestros ojos.

El Optómetra es el profesional adecuado al cual acudir en busca de consejo, pues sólo él es conocedor de la historia médica del paciente, y es la persona adecuada para aportar la mejor solución en cada caso.

Banalizar este hecho supone poner en riesgo la salud ocular del practicante.



PUBLICIDAD
CARICATURA DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@