Los lácteos:


Fecha de Publicación: 2015-10-14

Fuente/Autor: Dra. Mariela Matamoros Nutricionista

Noticia Vista : 23  Veces.

   

Todos los alimentos pueden ser parte de una dieta, siempre y cuando se consuman con moderación, respetando el tamaño de las porciones y acompañados de actividad física.

Seguramente muchas veces nos preguntamos ¿qué alimentos son o no saludables? y ¿cómo lograr equilibrio entre lo que consumimos y gastamos a diario?

La respuesta es sencilla: La clave para una vida saludable es el Balance Energético.

No existe alimento bueno o malo, pero el exceso o deficiencia de cualquiera de ellos, así como la falta de ejercicio o sedentarismo, si lo es.

Una dieta equilibrada nos permite reducir y evitar muchas enfermedades, se agiliza la mente y ayuda a llevar una vida más gratificante y plena.

Es así que, si logramos el equilibrio, tendremos menos incidencia de contraer enfermedades como:

Obesidad, diabetes, aterosclerosis, deformación articular provocada por el exceso de calorías; o por el contrario, desnutrición que puede conllevar al desarrollo de enfermedades como: anemia, descalcificación, osteopenia, hiponatremia (baja de sodio), caída del cabello, por deficiencia de nutrientes.

De acuerdo con la nutricionista Mariela Matamoros, “La clave de una vida saludable es lograr el equilibrio entre las calorías que el organismo consume y las que gasta a través de actividad metabólica y ejercicio físico. Se recomienda consumir todos los grupos alimenticios en las cantidades adecuadas: cereales, vegetales, frutas, lácteos, carnes, grasas, aceites y dulces”.

Si una persona consume entre 1600 y 2000 calorías diariamente, debe gastar esa misma cantidad para lograr el balance energético.

Una de las principales recomendaciones para lograr una dieta balanceada es consumir al menos 5 comidas al día, cada alimento distribuido en porciones adecuadas y realizar actividad física.

Es importante ingerir los alimentos en porciones, ya que esto permite que el metabolismo se acelere.

“La gente que come menos veces al día se engorda con mayor facilidad porque todo lo que consume en exceso, al requerimiento diario, se convierte en grasa”.

La grasa es como gasolina. Nuestro cuerpo utiliza la energía y no la gasolina. Si no haces ejercicio se reserva las grasas, asegura la doctora Matamoros.

Papel de los lácteos en una dieta saludable

Los lácteos son conocidos por ser una buena fuente de calcio y bastante fáciles de incluir en la dieta, pues aportan nutrientes esenciales para la salud, que son difíciles de obtener en una dieta donde el consumo de lácteos sea limitado o nulo.

Estos aportan proteínas de alta calidad, calcio, fósforo, magnesio, zinc, yodo, potasio, vitaminas A, D, B12 y B2.

Si bien es cierto, el calcio se puede obtener a través de otras fuentes alimentarias tales como verduras de hoja verde oscuro, algunos frutos secos, legumbres, pescados pequeños -por ejemplo, las sardinas- o aguas mineralizadas, la cantidad que aporta, así como su biodisponibilidad (facilidad para absorberse) no es la misma en comparación con el calcio procedente de alimentos lácteos.

De acuerdo con el Comité de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina, Academia Nacional de las Ciencias, el requerimiento diario del consumo de calcio según la edad es de 1000 mg en niños de 4 a 8 años; 1.300 mg en niños/adolescentes de 9 a18 años; 1000 mg en adultos de 19 a 50 años; 1.000 mg en hombres entre los 25 y 70 años, mientras que en mujeres de la misma edad se recomienda 1200 mg.

Además, en mujeres embarazadas o en período de lactancia el requerimiento es de 1000 mg de calcio al día.

Sólo el consumo de una porción de lácteos, ya sea una taza de leche, un frasco de 250 cc de yogurt o 30 gramos de queso aportan aproximadamente 350 mg de calcio.

Es decir que, sólo con una ración de lácteos se cubre del 32 al 44% del requerimiento de calcio que el cuerpo necesita. Por ello, se recomienda el consumo de dos a tres raciones de estos alimentos según la edad.

De acuerdo con el “Documento de Consenso: importancia nutricional y metabólica de la leche” desarrollado por un grupo de especialistas en salud y nutrición de España:

“Desde el punto de vista de su composición, la leche es un alimento completo y equilibrado, que proporciona un elevado contenido de nutrientes en relación con su contenido calórico, por lo que su consumo debe considerarse necesario desde la infancia a la tercera edad”.

En definitiva, los lácteos deben ser parte de una dieta balanceada, principalmente la leche, considerada un alimento básico completo y equilibrado, que proporciona un elevado contenido de nutrientes en relación al contenido calórico.

Su valor como bebida nutritiva es incomparable al resto de las bebidas existentes en el mercado.

Además, se recomienda su consumo regular a lo largo de las diferentes etapas de la vida, ya que es necesario para mantener un nivel de salud y calidad de vida adecuada.


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@