El cutting


Fecha de Publicación: 2015-06-24

Fuente/Autor: Dr. Fernando Robles Cuñas Psicólogo Clínico

Noticia Vista : 7  Veces.

   

Conducta que presentan los jóvenes de edades entre 11 y 25 años que consiste en hacerse daño deliberadamente y a escondidas para superar la ansiedad.

La Camelot Foundation y la Mental Health Foundation revelan que la edad media en la que se registra esta conducta es a los 12 años pero incluso hay niños de cinco y siete años que lo hacen.

Otras fuentes indican que la mayoría de las personas que recurren al cutting o self injury son adolescentes mujeres.

Los jóvenes pueden cortarse, quemarse, arañarse o morderse sin que nadie lo sepa, pues estas autolesiones se esconden con muñequeras o ropa larga.

Esta conducta puede convertirse en un grave problema porque se investiga de manera aislada, así que sólo unos cuantos saben de lo que se trata “causas y tratamiento”, además de que no existe un fuerte apoyo por parte de las autoridades sanitarias y gubernamentales para atenderlo.

¿Por qué la autolesión?

Se cree que los chicos se hacen daño a propósito para llamar la atención, manipular o porque han intentado suicidarse; se cree también que esto es parte de una moda entre los adolescente como lo es el sexting pero no es así; los jóvenes que realmente están enfermos ni siquiera lo hacen visible.

El autolesionarse en vez de ser un camino para truncar su vida es un mecanismo de supervivencia para sobrellevar un trauma psicológico o dolor emocional provocado por variedad de situaciones.

Como por ejemplo: Acoso escolar, la mala y deficiente relación con los padres; como consecuencia de vivir una separación, abuso físico y/o psicológico, el dolor por la muerte de un ser querido, etc.

El dolor emocional que sienten los jóvenes es sustituido por el dolor físico que además les provoca sentimientos como euforia, terror, fascinación, asco; pero que al mismo tiempo los lleva a una calma relativa, se sienten tranquilos, aliviados y vivos.

Las marcas en su cuerpo, heridas que alcanzan distintos grados de profundidad, constituyen un intento desesperado por mostrarles a los demás como se sienten y de pedir ayuda.

Tratamiento:

Lo recomendable es tranquilizarse e interesarse en el problema; hablar con los chicos, escucharlos sin juzgar y acudir con un psicólogo clínico de manera inmediata.

Tal vez creamos que la solución inmediata es prohibirles que dejen de hacerse daño lo cual no va a funcionar, ya que una de las cosas que la autolesión ofrece a los jóvenes es sentir que tienen el control de algo en sus propias vidas.

Para los chicos que practican el cutting, algunas actividades les han servido para distraerse y olvidarse de hacerse daño.


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@