Fiestas y Salud



Fecha de Publicación: 2014-12-24

Fuente/Autor: 1

Noticia Vista : 26  Veces.



Estudio nutricional evidencia que platos típicos se pueden ser más saludables con solo modificar su preparación. ¿Usted acostumbra a reunirse con sus familiares o amigos durante las fiestas de fin de año?

Si la respuesta es afirmativa, es probable que reconozca que estos convivios suelen tener mucha comida y sienta cierto grado de temor a subir de peso, no se angustie, la información a continuación le podría interesar.

Los platillos típicos forman parte de la dieta diaria de la mayoría de la población, pero es durante las fiestas donde se suelen compartir con mayor frecuencia y en mayores cantidades. Pero, ¿qué tan sanos son? La nutricionista colombiana Consuelo Pardo, se dio a la tarea de analizar estos platillos y los resultados le podrían sorprender.

“Lo primero que se debe saber es que no hay alimentos buenos o malos, solo dietas mal balanceadas, es decir, se puede disfrutar de los platillos típicos que se acostumbran durante las fiestas, si se consumen con moderación”, explica Pardo.

Sin embargo, la especialista aseguró que en ocasiones estos platillos tienen un alto contenido de grasa, debido a la manera en que son preparados.

Sabores tradicionales:

El análisis de la Dra. Pardo contempló varias variables como los ingredientes, su preparación y las porciones que rinde la receta, logrando así la información referente al aporte calórico y los nutrientes que cada uno de los platos pueden brindar.

En esta ocasión se analizaron tres platillos típicos que se suelen consumir en las fiestas de fin de año. ¿Cómo salieron en esta evaluación?

Comencemos con el primer platillo: Tamales navideños, Porción 8, Calorías 434 kcal, Grasa 22 g, Carbohidratos 44 g, Proteína 15 g, Fibra 1 g.

“El aporte de grasa y las calorías totales que aporta este platillo pueden mejorar significativamente si se sustituye la manteca por aceite vegetal”, comenta Pardo.

En el caso del segundo platillo navideño, las porciones son las que juegan un papel trascendental para poder disfrutar con moderación.

En esta ocasión, el “Pavo en salsa de mango” contiene variedad de componentes que corresponden a los diferentes grupos nutricionales, lo cual es favorable en la búsqueda de la alimentación balanceada, de igual manera, si se aumenta la cantidad de vegetales y legumbres, usted se sentirá más lleno y logrará alcanzar con mayor facilidad el equilibrio calórico.

Platillo 2: Pavo en salsa de mango, Porción 8, Calorías 482 kcal, Grasa 20 g, Carbohidratos 7 g, Proteína 55 g, Fibra 0 g.

En cuanto a las carnes, la Dra. Pardo asegura que es cuestión de escoger cortes que tengan menos grasa y reducir las porciones. Además, comenta que se debe entender que satanizar los alimentos o bebidas no resuelve nada y que lo importante es lograr un balance entre las calorías consumidas y las calorías que se gastan.

El postre:

El azúcar y los alimentos dulces suelen llevar la peor parte ya que se les recorta por completo al hablar de dietas o alimentación saludable.

Al igual que todos los alimentos, el azúcar tiene un papel en la dieta y mientras sea consumida dentro de los límites adecuados, no tiene que representar un problema. El secreto está en las porciones.

La siguiente tabla explica los resultados del análisis realizado por la Dra. Pardo a los pristiños.

Pristiños: Porción 8, Calorías 282 kcal, Grasa 10g, Carbohidratos 40g, Proteína 8g, Fibra 0g.

Dra. Consuelo Pardo

Nutricionista colombiana

Celebre estas fiestas sin temor y apueste por una vida saludable por medio del equilibrio entre los alimentos ingeridos y la actividad física. ¡La salud es el mejor regalo!



PUBLICIDAD
CARICATURA DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@