Planta: Av. 25 de junio Km 1.5 entrada a Machala
Ag.: Av. 25 de Junio y Ayacucho Esq. (AUTOFRON)
PBX:(593) 072982732 - CEL:(593) 0987227315
Eres el visitante Nº Opinión, como tu página de inicio Siguenos en Edición Digital
 
Salud | www.diariopinion.com | Imprimir Artículo | Agregar Artículo a Favoritos
 
Eficacia de la cúrcuma en casos de cáncer y otras patologías
 
 
 

Fecha publicación: 2014-07-20

Fuente/Autor: 1
 
Muchas de las especies que usamos habitualmente en la cocina al preparar los alimentos no sólo sirven para darles color y sabor sino que permiten prevenir y/o tratar numerosos patologías crónico-degenerativas y el cáncer, y una de las más investigadas es la cúrcuma – especia derivada de los rizomas de la Cúrcuma longa, planta de la familia del jengibre cultivada principalmente en la India.

Destacando en ese sentido los trabajos realizados por el equipo del Dr. Bharat Aggarwal en el Hospital M.D. Anderson Cáncer Certe de Houston (Texas) que corroboran tanto las propiedades antiinflamantorias como anticancerígenas que inmemorialmente se le han conferido y que al parecer se deben sobre todo a su capacidad para interferir la actividad del factor de transcripción NF-Kappa B, vinculado por múltiples estudios a gran número de patologías asociadas a procesos inflamatorios y al cáncer.

Procedentes principalmente del Oriente han sido siempre consideradas productos escasos y codiciados y, por tanto, valiosos y caros lo que las convertiría en motor del comercio, causa de guerras y puente de intercambios culturales entre

Oriente y Occidente.

Sin embargo la última etapa de este histórico viaje está aún por completarse ya que el Importante papel que tiene para las medicinas India (Ayurveda) y China sigue sin ser suficientemente conocido en Occidente aunque afortunadamente sean cada vez más los investigadores occidentales decididos a buscar en ellas y en los nutracéuticos procedentes de las mismas nuevas soluciones contra enfermedades como el cáncer.

“Si continuamos previniendo y tratando el cáncer de la forma en que lo hacemos y hemos estado haciendo durante los últimos 50 años – puede leerse en una entrevista pública por el Natural Medicine Journal –los próximos 50 años no van a ser diferentes, tenemos que aprender a pensar más allá del dinero, hemos puesto mucho énfasis en la supervivencia de las compañías farmacéuticas y no nos hemos centrado lo suficiente en la supervivencia de los pacientes, ése es el gran problema, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar.”

Quien de forma tan contundente se pronuncia respaldando no es un terapeuta natural o un simple practicante de las medicinas complementarias, se trata del Doctor Bharat B. Aggarwal, uno de los investigadores más significativos del M.D. Anderson Cáncer Center de Houston y uno de los principales impulsores de la investigación sobre los efectos preventivos y terapéuticos de la cúrcuma, especialmente en cáncer.

Los trabajos realizados por el Dr. Bharat Aggarwal corroboran tanto las propiedades antiinflamatorias como anticancerígena de la cúrcuma por su capacidad para interferir la actividad del factor de transcripción NF-Kappa B, y es que él se señala -entre otros datos- que los pacientes de cáncer tienen niveles muy altos de citoquinas proinflamatorias como la interleucina -6 y que el factor nuclear NF-KB, es un importante mediador de las vías inflamatorias, y de ahí según los autores del trabajo, que agentes nutricionales como la cúrcuma, sean útiles ya que reducen la inflamación.

“La evidencia que confirma la relación entre inflamación y cáncer-afirma Aggarwal- se está acumulando rápidamente, creemos que la mayoría de las enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer son provocadas por estados inflamatorios, hemos estado utilizando los agentes convencionales y tradicionales como medio de disminuir la inflamación para prevenir y tratar una amplia variedad de cánceres y los resultados han sido muy prometedores por lo que el enfoque principal de mi investigación se centra hoy en analizar el papel de las vías inflamatorias en la génesis tumoral – y otras enfermedades – y su modulación por productos naturales.”

“Hemos identificado ya varios compuestos de origen natural, algunos de los cuales han llegado a la investigación clínica para el tratamiento de los pacientes, por ejemplo, con ayuda de los médicos hemos utilizado la cúrcuma para la prevención del cáncer de pulmón, el tratamiento del mieloma múltiple y el cáncer de páncreas.”

Tal es el convencimiento de Aggarwal – y de otros muchos oncólogos – para quienes la inflamación crónica puede dar lugar con el tiempo a numerosas patologías degenerativas y/o cáncer por lo que ingiriendo antiinflamatorios se podría prevenir las mismas al evitar que la inflamación vaya a más e, incluso, revertir las patologías si ya se han manifestado.

La cúrcumina

Posee un color amarillo característico que le dan los pigmentos polifenoles liposolubles que contiene – representan entre el 3 y el 6% de la planta – y se conoce como curcuminoides: La cúrcumina (70-75%) la demetoxicurcumina (15-20%) y la bisdemetoxicurcumina (3%).

Utilizada en Asia desde hace unos 5.000 años Marco Polo la mencionaría en el texto de 1280 en el que contaría su viaje a China e India introduciéndose finalmente en Europa en el siglo XIII por comerciantes árabes. Ha sido pues – y sigue siéndolo – una parte importante de la cultura India donde se utiliza para dar sabor y color a los alimentos, teñir telas de color amarillo-naranja, aliviar diversos trastornos de salud e, incluso, en los ritos religiosos.

La medicina ayurvédica la utiliza como depurativo y digestivo así como en casos de fiebre demasiada alta, infecciones, desintería, artritis y problemas hepáticos, los médicos Chinos la recomiendan por su parte en casos de hemorragia, trastornos hepáticos, problemas menstruales y congestión.

También los antiguos Griegos la utilizaron en el ámbito de la salud, pues bien, en las últimas décadas numerosos estudios han confirmado tales posibilidades terapéuticas agregando otras, en su trabajo Anticancer Potencial of Crcumin: Preclinical and Clinical Studies Aggarwal y sus colaboradores aseveran de hecho como resumen:

“La amplia investigación efectuada en las últimas cinco décadas demuestra que la curcumina disminuye el nivel de colesterol en la sangre, previene la oxidación del LDL, inhibe la agregación de las plaquetas, previene la trombosis y el infarto de miocardio, suprime los síntomas asociados a la diabetes tipo II, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple y el alzheimer, inhibe la replicación del VIH, mejora la cicatrización de las heridas, protege de lesiones hepáticas, aumenta la secreción de la bilis, protege de la formación de cataratas, la toxicidad pulmonar y la fibrosis, y es antileishmaniasis y anti-aterosclerótica.”

Además hay una amplia literatura que sugiere que la cúrcumina tiene potencial en la prevención y tratamiento del cáncer

Finalmente, su actividad anticancerígena puede ser también explicada por su capacidad para inhibir la angiogénesis, creación de nuevos vasos sanguíneos a través de los que el tumor se alimenta, regular la apoptosis e interferir en las vías metabólicas de algunas señales de transcripción críticas para el crecimiento y proliferación celular.

Nuestras observaciones sugieren que la curcumina puede ser utilizada sola o en combinación con los clásicos fármacos antitumorales para mantener la capacidad inmune del enfermo, en resumen, ha demostrado en laboratorio ser eficaz contra líneas celulares de cánceres gástrico, hepático, pancreático, oral, epitelial, cervical, mamario, ovárico, prostático, colónico y leucemia.

“Hemos realizado ya una serie de ensayos –explica al respecto el Dr. Aggarwal- Algunos han concluido y otros están en curso, y es muy emocionante y satisfactorio haber completado estos ensayos clínicos con curcumina, tenemos ya pacientes de cáncer en el M. D. Anderson que están siendo tratados solo con esta planta, sin administrarle quimioterapia ni radiación.

Estamos siendo testigos de importantes resultados, hay ya en el M. D. Anderson más de 1000 pacientes tratados con curcumina en este momento y es que un grupo de investigadores israelíes había ya realizado previamente un ensayo con enfermos de cáncer de páncreas encontrando que el 50% respondían bien a la curcumina, y anteriormente, en el 2008, en el mismo Hospital se había hecho otro estudio con 25 pacientes a los que solo se dio curcumina –sin quimioterapia- con resultados que fueron considerados esperanzadores.

 
 
Publicidad
 

Ver todas los especialistas 

 
 
Publicidad
 
Publicidad
 
 
Enlaces Recomendados:   Prima Electronics | Femar S.A | Almacenes de WAN | Radio WQ | Topacio Fine Arts | Imveresa
Diario Opinión:   Políica Editorial | Código Deontológico | Ley Orgánica de Comunicación | Contactenos
2017 - Diario Opinión - Machala, Ecuador
Diario Opinión, es una edición de TELEDPRES S.A. y es miembro de la SIP
Corporación Quezada - Todos los derechos reservados