Planta: Av. 25 de junio Km 1.5 entrada a Machala
Ag.: Av. 25 de Junio y Ayacucho Esq. (AUTOFRON)
PBX:(593) 072982732 - CEL:(593) 0987227315
Eres el visitante N° Opinión, como tu página de inicio Siguenos en Edición Impresa
 
Salud | www.diariopinion.com | Imprimir Artículo | Agregar Artículo a Favoritos
 
El ABC de los padres separados: Cuando se forma una nueva pareja
 
 
 

Fecha publicación: 2013-11-06

Fuente/Autor: Realizado por el Dr. Fernando Robles Cuñas – Psicólogo Clínico
 
La letra A: 1. La consolidación de la nueva pareja, es sumamente importante tanto para los que la integran como para los hijos de la anterior unión: A veces, recurrir a un Psicólogo Clínico especializado en tratamiento de parejas antes de formalizar la nueva unión, puede evitar fracasos.

2. Para alimentar su relación, los miembros de la nueva pareja necesitan tener un tiempo para ellos, para lograrlo, no deben temer dejar a los hijos e hijastros al cuidado del otro progenitor o de otras personas.

3. Por estas razones, es conveniente que este tipo de familias se inicien en una casa distinta, que no sea la que habitaba el padre o la madre con sus hijos.

4. La relación del padre y de la madre con sus hijos es anterior a la de la nueva pareja, por eso es importante que exista una gran intimidad con el nuevo compañero o compañera.

5. En ocasiones los hijos, para no perder la exclusividad sobre el progenitor que formó nueva unión, o inducidos por el otro progenitor, sabotean la pareja nueva y tratan de separarla, los hijos siempre deben tener claro que la nueva relación no los excluye, pero que no la controlan ni pueden afectarla.

La letra B: 1. Los dos progenitores serán siempre esenciales para sus hijos, tanto el que pasa con ellos la mayor parte de la semana, como el otro. Ninguno debe excluirse a sí mismo, ni ser excluido por el otro o por la nueva pareja.

2. Sucede a veces que un padre o una madre que siempre había tenido una buena relación con sus hijos, siente que ellos dejan de quererlo para volcarse a la nueva pareja del otro progenitor, a la larga, las consecuencias son muy negativas tanto para los hijos como para los adultos.

3. Pero ni el padre ni la madre pueden actuar como si la nueva pareja no existiese, casi siempre, los hijos tienen una atracción muy fuerte hacia los padres. Padrastros y madrastras afectuosas y bien intencionadas pueden encontrarse en medio de severos conflictos con sus hijastros si estos no los aceptan.

4. Los hijos y las relaciones entre los adultos mejorarán si, tanto unos como otros, aceptan que aquéllos pueden ser cuidados por más de dos adultos.

5. Para que esto se logre con cierta facilidad, es importante que los ex-esposos tengan una relación respetuosa entre ellos, aunque les resulte difícil, el contacto directo entre padres separados es, por lo general, útil, ya que saca a los hijos de la posición de mensajeros entre ellos.

6. Es importante que el padre que tenía obligación de pagar alimentos para sus hijos antes de la nueva unión de su ex-cónyuge, la cumpla escrupulosamente después de formalizada ésta, de lo contrario, si sus hijos son mantenidos sólo por su nueva pareja, es probable que él vaya perdiendo peso en las decisiones que cuentan sobre la vida de sus hijos. Pero el progenitor que formó nueva pareja no puede pretender que su ex-cónyuge pase indirectamente dinero para él y su compañero o compañera: Los alimentos serán para los hijos.

La letra C: 1. Las familias constituidas por el padre o madre separado, su nueva pareja y los hijos de la anterior unión son estructural y emocionalmente diferentes de las otras.

Los hijos (a veces los adultos) experimentan tristeza y algunos trastornos por la pérdida de su familia anterior o por la frustración del "matrimonio perfecto".

2. Es importante fomentar nuevas relaciones en la "nueva familia"; sobre todo si los hijos son chicos o adolescentes, forzar a un hijo a amar de inmediato a su madrastra o padrastro es imposible y contraproducente.

3. Pocos saben que si la nueva pareja se une en matrimonio, el padrastro o madrastra pasa a ser pariente político de los hijos de su cónyuge, crea una obligación de protección y cuidado hacia el hijastro, y ubica legalmente a la nueva pareja dentro de la "nueva familia".

4. También es necesario preservar la relación anterior que el padre o la madre tenía con sus hijos antes de formar la "nueva familia", por ejemplo, es muy útil para el padre o la madre compartir algún tiempo y actividades con sus hijos, sin la nueva pareja.

5. Ser padrastro o madrastra es una tarea poco clara y a veces difícil: El mito de la madrastra malvada puede producir malestar en muchas mujeres; y factores personales, culturales y estructurales afectan el rol del padrastro.

6. La disciplina plantea generalmente algunos problemas: La autoridad de padrastros y madrastras no es aceptada generalmente por los hijastros hasta que se establece una relación amistosa entre ellos.

7. La integración de una "nueva familia" con adolescentes puede ser particularmente complicada: A esa edad los hijos comienzan a separarse de su familia, de cualquier tipo que ésta sea.

8. Cuando quien forma nueva pareja es el padre que tiene menos tiempo a los hijos, éstos generalmente se sienten como extraños cuando van a la nueva casa: Puede ser útil que tengan en ella algún lugar propio o, al menos, un cajón o estante para los juguetes o ropa, si se los incluye en los proyectos de la "nueva familia", se sentirán más conectados con ella.

 
 
Publicidad
 

Ver todas los especialistas 

 
 
Publicidad
 
Publicidad
 
 
Enlaces Recomendados:   Prima Electronics | Femar S.A | Almacenes de WAN | Radio WQ | Topacio Fine Arts | Imveresa
Diario Opinión:   Política Editorial | Código Deontológico | Ley Orgánica de Comunicación | Contactenos
2015 - Diario Opinión - Machala, Ecuador
Diario Opinión, es una edición de TELEDPRES S.A. y es miembro de la SIP
©Corporación Quezada - Todos los derechos reservados