Eyaculación precoz. Causas, fases y tipos de eyaculación precoz


Fecha de Publicación: 2013-07-24

Fuente/Autor: Realizado por el Dr. Fernando Robles Cuñas - Psicólogo Clínico

Noticia Vista : 3  Veces.

   

La eyaculación precoz es la disfunción sexual más común y, desgraciadamente, la menos tratada por una sencilla razón: «La vergüenza», quienes la padecen o han padecido saben que esto es cierto, algunos hombres la sufren a los 25 años de edad; otros, a los 30, y otros incluso más tarde.

Lo más triste es que la eyaculación precoz es un trastorno sexual que se puede prevenir y curar fácilmente, con una buena información, dicha incapacidad para retrasar la eyaculación en todas o casi todas las penetraciones tiene consecuencias personales negativas, tales como signos de malestar, incomodidad, angustia, frustración, y/o la evitación de la intimidad sexual.

Fases de excitación sexual del eyaculador precoz

En una relación sexual normal, la excitación aumenta progresivamente hasta llegar a la fase llamada «meseta» (en la que se disfruta del placer sexual aumentando y disminuyendo la excitación), hasta el momento en que, de forma voluntaria (a menudo cuando la mujer llega al orgasmo), se produce el clímax u orgasmo, pues bien, el eyaculador precoz no puede permanecer en la fase de meseta, sino que tiene lugar una excitación rápida e incontrolada.

Tipos de Eyaculación precoz Los primarios padecen esta disfunción desde la adolescencia, y nunca han tenido relaciones satisfactorias con una pareja, la principal causa de este tipo de eyaculación precoz son los malos hábitos en la masturbación, en la que el adolescente se da prisa por eyacular debido a la ansiedad por alcanzar el orgasmo o a la falta de privacidad.

Los secundarios son aquellos que tuvieron el control durante un tiempo, pero lo perdieron en algún momento de sus vidas, las principales causas suelen ser el estrés, un shock emocional o un largo período de inactividad sexual.

Eyaculación precoz. Fisiología y Psicología

Un problema psicológico, no físico, el verdadero problema está en la cerebro, ya que es la encargada de percibir y gestionar los impulsos sexuales relacionados con la excitación física y mental durante el acto sexual, no debemos olvidar que la mente es la encargada de crear la fantasía sexual, ya sea positiva o negativa.

En la masturbación, al contrario que en el acto sexual con una pareja, necesitamos crear una fantasía en nuestra mente para conseguir la autoexcitación y obtener así la erección necesaria para poder masturbarse, en ocasiones, esta autoexcitación está mal controlada desde la infancia, de modo que se produce una sobreexcitación mental con el objeto de eyacular cuanto antes. Esta es la causa principal de eyaculación precoz de tipo primario.

Hipersensibilidad en el Glande

La hipersensibilidad en el glande es la manifestación física de un problema psicológico, aunque no lo parezca, el problema es mental, el eyaculador precoz no es capaz de canalizar excitación sexual y la acumula en el pene causando la sensación de hipersensibilidad.

¿Qué es ese líquido PRE-eyaculatorio?

El líquido PRE-seminal es una secreción de las glándulas de Cowper, y su misión es la de lubricar y limpiar la uretra antes de la eyaculación, la falta de control sobre la excitación sexual provoca que los eyaculadores precoces experimenten esta secreción mucho antes que los no precoces, indicando una eyaculación inminente.

Disfunción Eréctil y Eyaculación Precoz

Ciertos casos de disfunción eréctil provocan también la eyaculación precoz, principalmente, en el caso de disfunción eréctil leve, en la que el paciente es capaz de conseguir una erección parcial.

“Volvemos a encontrar aquí el mismo desarrollo, en el que la autoexcitación mental convierte el hábito en disfunción, otra de las claves está en aprender a gestionar la excitación mental y física, manteniéndola siempre en un nivel intermedio”.

El músculo PC. Localización, Función y Ejercicios

El músculo PC (pubococcígeo) tiene forma de hamaca y se extiende desde la base de la columna (el coxis) hasta el hueso púbico, es el músculo que se contrae para interrumpir el flujo de la orina y también el que lo hace involuntariamente (espasmos musculares) durante el orgasmo, tanto masculino como femenino, ejercitar el músculo PC no solo ayuda a tener erecciones fuertes y seguras, sino que también incrementa las sensaciones durante el orgasmo.

Existen dos tipos de ejercicios para el músculo PC: Los que se hacen simplemente para ejercitarlo y los que se efectúan durante el acto sexual para revertir o incluso detener el proceso eyaculatorio.

Los ejercicios de fortalecimiento son fáciles de ejecutar si se sabe lo que se hace, hay que tener mucho cuidado, ya que como cualquier otro músculo puede desgarrarse o incluso romperse, con resultados catastróficos. Son muy efectivos y fáciles de ejecutar una vez dominados.

“Nunca tendremos problemas de disfunción eréctil ni de eyaculación precoz si ejercitamos periódicamente nuestro músculo PC.”

Inyaculación o Aneyaculación. Orgasmos sin perder la erección

También llamado “eyaculación retrógrada”, la inyaculación es una técnica muy practicada por aquellos que tienen el conocimiento y la suficiente fuerza en el músculo PC para aplicarla, la inyaculación no es cortar el orgasmo sino cortar el flujo de semen presionando con fuerza (contrayendo el músculo PC) en el canal que pasa en la base de la próstata impidiendo que el semen fluya durante el orgasmo, es una técnica que se practicaba como método contraceptivo en antiguas civilizaciones taoístas.


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@