Con los ojos del alma – Qué es el sexo?



Fecha de Publicación: 2013-07-21

Fuente/Autor: Por el Dr. Homero Morocho Méndez - Ginecólogo Obstetra.

Noticia Vista : 22  Veces.



Permíteme querido lector comenzar con un escrito que PAULO COELHO lo hace con esa sabiduría extraordinaria que él tiene, “si solo se unen los cuerpos, no existe el sexo, solo el placer, el sexo va mucho más allá del placer, en el caminan juntos la relajación y la tensión, el dolor y la alegría, la timidez y el coraje de ir más allá de los limites. ¿Cómo poner en sintonía tantos estados opuestos? Solo existe una forma: por medio de la entrega, porque el acto de entrega significa confió en ti”.

Este artículo nace un día de trabajo normal en la sala de emergencia, a donde acuden personas enfermas, unas de gravedad que son verdaderas emergencias, otras menos graves y otras que no tienen nada, es decir que no son emergencia médica.

Una de ellas se le diagnostica de aborto en curso, sangrado uterino abundante y shock hipovolemico, todo el personal médico, enfermeras, laboratorio, actúan rápidamente para salvar la vida de esta madre de familia, en la otra camilla en el mismo momento se encuentra otra paciente joven y bonita que se queja de dolor intenso, tipo contracciones uterinas y su bebe esta por nacer.

De pronto alguien golpea la puerta y la abre violentamente, molesta dice y a mí no me van atender, yo también tengo una emergencia, qué es lo que le pasa pregunta el médico, un cólico menstrual y hoy tengo un cumpleaños, espere un momento que estamos con dos emergencias.

A los pocos minutos nuevamente golpean la puerta más fuerte, el personal médico, otra emergencia, aparece un hombre muy bravo poco amigable y dice a qué hora le atienden a mi esposa que esta con su cólico menstrual o de lo contrario tendré que denunciarles de su ineficiencia a las autoridades, ustedes no saben con quién está tratando.

¿Quién podrá defendernos? En la tarde en consulta externa una de las pacientes con un poco de timidez y depresión franca, solicita una consulta manifestando si el médico tenía el tiempo suficiente para ella, le dije si en que puedo servirla, doctor tengo un problema muy grande, estoy enferma, tengo sida.

Al poner más atención a la paciente, comprendo que ella busca un apoyo, una persona que le de confianza y apertura para una franca conversación, si continúe por favor tengo todo el tiempo para usted, estoy infectada desde hace tres años, quien le infecto, mi segunda pareja, pero, deje que le cuente como sucedió.

Tenía 15 años cuando me case, por primera vez, con el tuve 5 hijos, hace 10 años me divorcie, en este tiempo me di cuenta que no tuve una adolescencia, entonces empecé a conocer otras experiencias en diferentes lugares es decir quería vivir mi adolescencia perdida, conocí otras personas así comencé una nueva vida con mi segunda pareja supuestamente estable, pero me dejaba sola por temporadas, luego aparecía muy cariñoso, le perdonaba, y nuevamente desaparecía, hasta que un día.

Empecé a sentirme muy mal , fiebres incontrolables, pérdida de peso, dolor en todo mi cuerpo, consulte algunos médicos, no tenían un diagnostico, como última instancia en un laboratorio solicite todos los exámenes posibles , la doctora sugiere una prueba de tamizaje para VIH/SIDA que resultó POSITIVA, caí en estados de depresión profunda, tristeza, miedo, temor, busque apoyo, encontré en mi hermana y en esta institución, hoy me siento mejor solo que tengo una complicación ginecológica que usted puede ayudarme.

Claro que sí, pero me puede decir cómo fue su vida sexual con su primera pareja, no se doctor, nunca sentí nada los años que conviví con él, era muy joven más bien me dedique a cuidar, educar y criar a mis hijos.

Con la segunda pareja puedo decirle que tuve nuevas experiencias sexuales, el era una persona muy explosiva, sentí que tenía un cuerpo de mujer, un espíritu, una personalidad sensual, me infecto y desapareció. Desde entonces no tengo relaciones sexuales con otros hombres por el temor a infectarles con el virus del sida.

Conocí a una persona diferente, un amigo, un día me dijo, eres una mujer muy bonita y sexi, tienes un cuerpo muy femenino busca dentro de tu propio ser tu personalidad sexual, en algún lugar se esconde y vive una nueva vida, porque sin amor no es vida, exploré mi cuerpo, en sueños experimente nuevas sensaciones, llegue a la masturbación, viví fantasías sexuales que no conocía, concluyo, que no hace falta acostarse con esa pareja para llegar a donde quiero, me siento bien.

Terminado mi jornada de trabajo, al salir con mi vehículo en la puerta se encuentra otro, de lujo, pero que obstruye la salida; le digo, señor puede darme un espacio para salir, con una amabilidad impresionante me responde, oye HP no ves que estoy tratando de estacionarme, médico tienes que ser, no supe cómo reaccionar, le dije y tu quien eres, pensé, se completó mi día de trabajo.

Algo preocupado, un poco cansado llego a mi departamento, allí está doña soledad, como estas, no me responde; de todas maneras le cuento lo que me pasa, algo molesta me responde.” debes sentirte feliz y contento, estas vivo,” cumpliste con un día exitoso de trabajo, has tenido la oportunidad de conocer a otras personas, otras personalidades, otros caracteres, otras educaciones, otras preponderancias, y sobre todo te diste el lujo de atender a tu nueva paciente.

Desde aquel día, cuando tengo la oportunidad, especialmente a mis pacientes reactivas para VIH, aparte de darles la atención médica correspondiente de especialidad, trato de llegar con una buena consejería, como: adherencia al tratamiento , una buena alimentación, cambios en su calidad de vida, para que los niños que nacen de estas madres no se infecten, buenas normas de educación sexual y reproductiva, y no dejo de preguntarles “ cual es su personalidad sexual” “se siente feliz” , entonces sea feliz, ame mucho, no haga daño a otras personas, porque el amor es salud.

No solamente somos un cuerpo físico y biológico, también espiritual, solo que este último se encuentra escondido dentro de nuestro propio ser. Así lo dispuso “el señor, nuestro Dios del universo.”



PUBLICIDAD
CARICATURA DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@