Planta: Av. 25 de junio Km 1.5 entrada a Machala
Ag.: Av. 25 de Junio y Ayacucho Esq. (AUTOFRON)
PBX:(593) 072982732 - CEL:(593) 0987227315
Eres el visitante N° Opinión, como tu página de inicio Siguenos en Edición Impresa
 
Salud | www.diariopinion.com | Imprimir Artículo | Agregar Artículo a Favoritos
 
Fobia escolar (II) Orientaciones a los padres
 
 
 

Fecha publicación: 2013-06-22

Fuente/Autor: Realizado por Dr. Fernando Robles Cuñas - Psicólogo Clínico
 
Si se hace cumplir la regla de la asistencia diaria a la escuela, el problema de la fobia escolar mejorará en forma notable en una o dos semanas. En cambio, si no le exige a su hijo que asista diariamente a la escuela, los síntomas físicos y el deseo de quedarse en casa se volverán más frecuentes.

Cuanto más tiempo pase su hijo en casa, tanto más difícil le resultará volver a la escuela, podrían estar en juego la vida social y la educación futura del niño. Cuando el niño se alborota al separarse de los padres, la mejor estrategia es informarle, calmadamente, que el padre o madre regresará y que el niño tiene que quedarse, entonces debe irse rápido, usualmente los niños tienen más dificultad si los padres toman mucho tiempo al despedirse, se enojan, esperan a que el niño se calme o intentan razonar con el niño.

Una separación firme y con cariño es mejor tanto para los padres como para el niño

Los niños cuyos padres prolongan la separación o que han tenido experiencia poco exitosa de una separación, necesitarán más tiempo o apoyo para calmarse, esto puede ser porque han aprendido que su angustia hace que sus padres los rescaten de la separación. Las experiencias positivas de separación en la edad preescolar facilitan la transición a primaria.

¿Qué Pueden Hacer los Padres?

1. Insistir en el retorno inmediato a la escuela.

La mejor terapia de la fobia escolar es ir diariamente a la escuela, los temores se superan enfrentándolos cuanto antes. La asistencia diaria a la escuela hará que casi todos los síntomas físicos del niño mejoren.

Los síntomas se volverán menos intensos y se presentarán con menor frecuencia y, con el tiempo, el niño volverá a disfrutar de la escuela. Sin embargo, al principio el niño pondrá a prueba la determinación de los padres de enviarlo a la escuela todos los días. Los padres deberán hacer que la asistencia a la escuela sea una regla rigurosa, sin excepciones.

2. Los padres deben ser particularmente firmes las mañanas de los días de escuela

Si el niño está suficientemente bien para estar levantado y andar de un lado a otro dentro de la casa, está suficientemente bien para poder ir a la escuela. Si se queja de síntomas físicos, pero son los que ya ha mostrado en otras ocasiones, deberá ser enviado a la escuela inmediatamente con mínima discusión.

3. Coger una cita para que el niño vaya a ver a su médico la misma mañana si se queda en casa

Si el niño tiene un síntoma físico nuevo o parece estar muy enfermo, es probable que los padres quieran que se quede en casa, si tienen dudas, probablemente su médico puede determinar la causa de la enfermedad del niño. Si el síntoma es causado por una enfermedad, puede iniciarse el tratamiento apropiado, si el síntoma es causado por ansiedad, el niño deberá volver a la escuela antes del mediodía.

La colaboración entre los padres y el médico logrará así resolver incluso los problemas más difíciles de fobia escolar

Probablemente, los padres deberían hacer que el niño permanezca en casa cuando tenga algunos de los siguientes síntomas: Fiebre de más de 37.8°C tomada oralmente, vómitos (más de una vez), diarrea frecuente, tos frecuente, erupción cutánea generalizada, dolor de oído, dolor de muelas.

En cambio: Los niños con dolor de garganta, tos moderada, secreción nasal u otros síntomas de resfriado, pero sin fiebre, pueden ser enviados a la escuela. Los niños no deben permanecer en casa por "parecer enfermos", "tener mal color", "tener ojeras" o "estar fatigados".

4. Solicitar la asistencia del personal de la escuela

Las escuelas son muy comprensivas acerca de la fobia escolar, una vez que se les notifica el diagnóstico, porque este problema es muy común, deben informar al maestro de la escuela que, si los síntomas del niño aumentan, deje que se acueste de 5 a 15 minutos en el despacho del director u otro lugar, en lugar de enviarlo a casa. A menudo resulta útil hablar acerca de la situación con el director o jefe de estudios del colegio de su hijo.

5. Hablar con el niño sobre su temor a la escuela

En algún momento, que no sea una mañana de escuela, hablar con el niño sobre sus problemas, alentarlo a decir exactamente lo que le molesta, preguntarle qué es lo peor que podría pasarle en la escuela o en el camino a la escuela, si hay una situación que pueda cambiar, decirle que harán todo lo posible por cambiarla y si les preocupa que los síntomas puedan empeorar en la escuela, asegúrenle que puede acostarse unos minutos en el colegio según lo necesite.

Después de escucharlo atentamente, deben decirle que entienden sus sentimientos, pero que sigue siendo necesario que asista a la escuela mientras mejora.

6. Ayudar al niño a pasar más tiempo con otros niños de su edad

Los niños con fobia escolar tienden a preferir estar con sus padres, jugar dentro de casa, estar solos en su cuarto, ver mucha televisión, muchos no pueden pasar una noche en casa de un amigo sin desarrollar un sentimiento abrumador de nostalgia, necesitan estímulo para jugar más con sus compañeros.

Esto puede ser difícil para los padres que disfrutan de la compañía del niño, pero a la larga es el mejor curso de acción, es necesario que alienten a su hijo para que se asocie a clubes o equipos deportivos.

Tratamiento

Si las quejas por enfermedad son una excusa para no asistir a la escuela, los padres deben procurar que un especialista de la salud examine al niño, por tanto, si no hay razón médica para estar ausente, el niño debe estar en la escuela.

Los padres deben intentar descubrir si hay algún problema específico causando este rechazo

A veces el niño se siente aliviado al expresar sus preocupaciones sobre amigos o expectativas en la escuela, si el niño puede señalar un problema en específico (como pruebas, alguien que lo molesta), entonces el padre/ madre debe hablar inmediatamente con la maestra del niño sobre el desarrollo de un plan que sea apropiado para resolver el problema.

La familia no debe dudar en buscar ayuda del psicólogo escolar, psicopedagogo o profesionales de la salud mental, si el niño se encuentra extremadamente indispuesto, si hay que obligarlo a asistir a la escuela, si hay un problema significativo en la familia, o si el rehusar ir a la escuela se ha convertido en un hábito.

Los padres y la escuela necesitan trabajar juntos para identificar qué está causando o manteniendo esta conducta y desarrollar un plan comprensivo de intervención, la clave del éxito es la pronta intervención; mientras más tiempo permanezca esta conducta, más difícil será de erradicar.

El tratamiento depende de las causas, las cuales pueden ser difíciles de determinar, muchos niños pueden haber comenzado a evitar la escuela por una razón (miedo a ser golpeado por una maestra, sentirse socialmente inadecuado), pero ahora están en la casa por otra razón (acceso a los videojuegos, falta de presión académica).

Ayudar a que el niño se relaje, desarrollar mejores destrezas para enfrentar las situaciones, mejorar las destrezas sociales, utilizar un contrato y ayudar a los padres con problemas, al trabajar con niños que rechazan el colegio, la mayoría de los clínicos de todas las orientaciones destacan la importancia de hacer que el niño vuelva al colegio. La mayoría de los profesionales sugiere que el pronóstico es bastante bueno cuando el inicio del rechazo al colegio es repentino y el niño es pequeño.

 
 
Publicidad
 

Ver todas los especialistas 

 
 
Publicidad
 
Publicidad
 
 
Enlaces Recomendados:   Prima Electronics | Femar S.A | Almacenes de WAN | Radio WQ | Topacio Fine Arts | Imveresa
Diario Opinión:   Política Editorial | Código Deontológico | Ley Orgánica de Comunicación | Contactenos
2015 - Diario Opinión - Machala, Ecuador
Diario Opinión, es una edición de TELEDPRES S.A. y es miembro de la SIP
©Corporación Quezada - Todos los derechos reservados