Cuando los niños no quieren ir a la escuela


Fecha de Publicación: 2013-04-17

Fuente/Autor: Realizado por el Dr. Fernando Robles Cuñas – Psicólogo Clínico

Noticia Vista : 56  Veces.

   

Los niños se resisten a ir a clases porque inconscientemente temen dejar su casa o alejarse de mamá por miedo a que algo le suceda; "Si pones azúcar debajo de la almohada amanecerás con temperatura y no tendrás que ir a clases", le comenta Sara a su amiguita Ximena quien no sabe cómo hacer para quedarse en casa.

Ha intentado de todo, dolor de cabeza, de muela, de barriga, pero su mamá es bastante lista y le da una pastillita o una agüita y la manda al colegio, su amiga Sara, quien es la más avispada de la clase, logra siempre salirse con la suya y ahora, finalmente le ha contado cómo se debe hacer.

Ximena está dispuesta a cargar con calentura por ella misma buscada con tal de no tener que ir a clases

Según los especialistas, cuando un niño o una niña intenta quedarse en casa por todos los medios y empieza a manifestar dolor de cualquier miembro del cuerpo sin que haya razón para que los padres sospechen de una enfermedad, sí hay un padecimiento que no es de tipo físico sino psicológico.

Se trata de la ansiedad de separación

Por lo regular, la fobia escolar se presenta entre el Kinder y el tercero de básica, luego de esta etapa los casos disminuyen y son esporádicos. Sin embargo, hay que dejar muy en claro que no es lo mismo el temor o disgusto de ir al colegio que la fobia escolar como tal.

La fobia escolar

Provoca una ansiedad tan profunda en los niños y niñas que quienes la padecen se niegan rotundamente a entrar a clases si no lograron convencer a mamá de quedarse en casa, estas fobias pueden durar meses en los que los niños faltan al colegio y no hay manera de convencerles, ni con amenazas ni con promesas.

Los psicólogos explican que una fobia de esta naturaleza cabe dentro de lo que se denominan "ansiedades de separación"

Los niños se resisten a ir a clases porque inconscientemente temen dejar su casa o alejarse de mamá por miedo a que algo le suceda, es posible igualmente que esta fobia se desate cuando tienen problemas en la escuela como, por ejemplo, no lograr ser parte de un grupo de compañeros, miedo a algún profesor o a no sacar buenas notas.

Se presenta esta situación también cuando hay un padre o familiar enfermo o cuando los padres tienen problemas de pareja y hay separaciones.

El período más sensible en el que los niños suelen desarrollar esta fobia escolar se presenta cuando no han logrado todavía afianzar las redes de amistad y no sienten que al ir al colegio se encuentran con sus compañeros y disfrutan de esos momentos.

Están también de por medio las mamás que necesitan que sus hijos no se separen de ellas y, lógicamente, los pequeños perciben ese sentimiento cuando los dejan en el colegio y se despiden angustiados.

Las madres

Por su parte, cuando manifiestan estos temores suelen percibir a la escuela como un lugar inhóspito, frío, donde no estuvieron felices, en decir, reproducen todo aquello que sentían durante su infancia y transmiten ese temor a sus niños.

A un niño no es necesario decirle que el colegio es terrible, basta con que la madre se muestre ansiosa por la separación para que se reproduzcan esos temores.

Tratamiento:

Debe hacerlo con un psicólogo clínico que tenga especialidad en el tratamiento de niños, el cual tendrá las herramientas terapéuticas necesarias para ayudarle al niño y a su familia.



REINA MUNDIAL DEL BANANO
PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@