Bullying o maltrato psicológico de los compañeros de escuela


Fecha de Publicación: 2013-04-03

Fuente/Autor: Realizado por el Dr. Fernando Robles Cuñas - Psicólogo Clínico

Noticia Vista : 48  Veces.

   

Siempre me he preguntado porque sufro este maltrato, pocas veces encuentro una respuesta, pero ahora ya lo tengo claro, “No es que yo sea raro o diferente, realmente soy como los demás, un niño que esta creciendo, no soy raro por leer o tener mi opinión”.

Esto es lo que tendríamos que pensar cuando nos pasan cosas así, pero no lo pensamos. ¿Por qué? Simplemente porque la persona que nos molesta, no los ha dicho tantas veces que lo tenemos grabado en el subconsciente y no nos lo podemos quitar de la cabeza.

Cuando sufres esto haces muchas tonterías, dejas de comer, te encierras en tu cuarto lloras y no pides ayuda y tú intentas buscar una solución, pero no la encuentras.

La persona que te hace bullying siempre es una, aunque tú creas que es toda la clase, es solo una que mueve los hilos, ésta los amenaza con que si te hablan, bien les pegarán y les hará lo mismo, es una persona, alguien que mueve a los demás a su antojo.

¿Por qué esta persona hace bullying?

Pueden ser muchos motivos, celos, envidia, su autoestima esta baja y él cree que ésa es su única solución para subirla, problemas en casa y un sinfín de cosas más. La cuestión es que esa persona también está mal y el daño que él tiene dentro lo traslada a la escuela y se lo pasa al compañero al que maltrata.

Consejos para las víctimas del Bullying

Si estás siendo víctima de agresiones (físicas o verbales) por parte de alguno o algunos de tus compañeros, aquí tienes algunos consejos sobre lo que puedes hacer para acabar con esa situación:

- Ignora al agresor, haz como si no lo oyeras. Ni siquiera le mires.

- No llores, ni te enfades, ni muestres que te afecta, eso es lo que el agresor pretende, así que no le des esa satisfacción, más tarde podrás hablar o escribir sobre tus reacciones y lo que sentiste en ese momento.

- Responde al agresor con tranquilidad y firmeza, di por ejemplo: "No, eso es sólo lo que tú piensas".

- Si puedes, intenta ironizar o tratar con humor lo que te diga, por ejemplo, si te dice "¡qué camisa más fea!" , puedes responder "gracias, me alegro de que te hayas dado cuenta".

- Aléjate o corre si es necesario, si crees que puede haber peligro, aléjate de la situación. Vete a un sitio donde haya un adulto.

- Si eres una víctima constante de los agresores, lo más importante que tienes que hacer es hablar con un adulto, comienza con tus padres, eso no es acusar, es pedir ayuda a las personas que te quieren cuando la necesitas. Intenta que tus padres hablen con alguien de la escuela, pero no con los padres de los agresores.

- Si sientes que no se lo puedes contar a tus padres o que ellos no pueden ayudarte, habla con otro adulto en quien confíes, como un profesor o el director de la escuela, si no quieres hablar de ello con nadie a solas, pídele a un amigo o hermano que te acompañe. Te ayudará llevar a alguien que te haya visto cuando te agreden.

- Deja claro al adulto que la situación te afecta profundamente, sobre todo si eres víctima de agresiones verbales, ya que a veces los adultos no las consideran importantes y, sin embargo, son las que más daño pueden hacer.

- Si sientes que no puedes decir nada a nadie, trata de escribir una carta explicando lo que te pasa, dásela a un adulto en quien confíes y guarda una copia para ti.



REINA MUNDIAL DEL BANANO
PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@