La mayoría de los partos no requieren de episiotomía, pero tampoco hay que descartarla


Fecha de Publicación: 2013-01-18

Fuente/Autor: Por Mayo Clinic - Embarazo, Medicina al Día

Noticia Vista : 6  Veces.

   

Estimada Mayo Clinic: Estoy esperando mi primer hijo y el obstetra me dijo que en algunas circunstancias es necesario hacer una episiotomía. Yo creía que ya no se hacía y que, en realidad, era nociva para la madre y el niño. ¿Estoy en lo correcto?

RESPUESTA del Dr. Keith Johansen, Ginecología y Obstetricia, Mayo Clinic de Rochester en Minnesota:

La episiotomía ahora es mucho menos común que anteriormente, no obstante, en algunas situaciones se podría necesitar una episiotomía. A pesar de que ahora rara vez se recurre a la episiotomía, es importante no descartarla completamente antes del trabajo de parto y del nacimiento del bebé.

La episiotomía es una incisión que se hace en los tejidos durante el parto, desde la abertura vaginal en dirección del ano o hacia un costado de éste. Cuando empecé a trabajar como médico obstetra en la década de los años 80, la práctica normal era hacer una episiotomía en casi todas las mujeres y para cada parto.

La razón era que se pensaba que la episiotomía ayudaba a prevenir desgarros de mayor tamaño y profundidad durante el parto. Además, se creía también que la incisión de la episiotomía cicatrizaba mejor y más rápido que un desgarro natural.

Sin embargo, con el transcurso de los años, la medicina basada en evidencias ha demostrado que la episiotomía no es necesaria en la mayoría de casos. A veces, la episiotomía puede en realidad causar más problemas que prevenirlos.

Por ejemplo, la recuperación después de una episiotomía generalmente provoca molestias a la mujer o la incisión quirúrgica podría ser más grande de lo que sería un desgarro natural.

Además, en algunas mujeres, la episiotomía produce dolor durante las relaciones sexuales en los meses posteriores al nacimiento del bebé. Por otro lado, la episiotomía también puede aumentar el riesgo de incontinencia fecal después del parto.

A pesar de que la mayoría de episiotomías cicatrizan sin dificultad, una pequeña cantidad puede derivar en dolor duradero y otros problemas… De todas maneras, es importante entender que en algunos partos, la episiotomía puede ser un componente fundamental del proceso de nacimiento del bebé.

Por ejemplo, cuando un niño grande desciende por el canal del parto en una posición diferente a la normal, a veces puede ser muy difícil extraerlo sin que se produzcan desgarros extensos. En tal caso, la episiotomía podría ser necesaria para evitar que la madre sufra lesiones de importancia.

Por otro lado, el procedimiento también puede ser útil cuando un bebé está en sufrimiento y tiene dificultad para avanzar por el canal del parto, o durante los partos que necesitan extracción por succión o fórceps. Sin embargo, estos ejemplos no son casos comunes y hoy en día, menos de 10% de los partos requiere una episiotomía.

La mejor manera de tratar el asunto es manteniendo una conversación con el médico obstetra respecto a sus preferencias sobre la episiotomía, antes de ir a la sala de partos.

Usted y el médico pueden hablar sobre las situaciones en que se requeriría una episiotomía y también respecto a las formas en que usted puede disminuir el riesgo de desgarrar el perineo durante el parto si no se le hace una episiotomía.

En general, se debe recurrir a la episiotomía con cuidado y sólo en caso necesario, aunque no se la debe descalificar totalmente como alternativa durante el trabajo del parto y el nacimiento del bebé.

En algunas situaciones, la episiotomía todavía puede ser un procedimiento útil para que el parto sea seguro tanto para la madre como para el niño.


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@