Planta: Av. 25 de junio Km 1.5 entrada a Machala
Ag.: Av. 25 de Junio y Ayacucho Esq. (AUTOFRON)
PBX:(593) 072982732 - CEL:(593) 0987227315
Eres el visitante Nº Opinión, como tu página de inicio Siguenos en Edición Digital
 
Salud | www.diariopinion.com | Imprimir Artículo | Agregar Artículo a Favoritos
 
Enfermedad diverticular
 
 
 

Fecha publicación: 2013-01-06

Fuente/Autor: Por la Dra. Sandra Nieto Espinoza – Médico Proctólogo
 
Un divertículo es una protuberancia, con forma de saco, de cualquier porción del tracto gastrointestinal, el sitio más común para la formación de los divertículos es el intestino grueso.

La presencia de divertículos se llama diverticulosis, trastorno que tiende a desarrollarse a partir de la mediana edad. Si se inflaman los divertículos, el cuadro se conoce como diverticulitis.

Divertículos en el intestino grueso

Diverticulosis

La diverticulosis es la presencia de divertículos, generalmente en el intestino grueso.

Los divertículos pueden aparecer en cualquier lugar del intestino grueso, pero son más frecuentes en la última parte del intestino grueso antes del recto, el divertículo forma una protuberancia en un punto débil, que generalmente corresponde al lugar donde una arteria penetra en la capa muscular.

Se cree que los espasmos incrementan la presión en el intestino grueso, creando por lo tanto más divertículos y agrandando los ya existentes.

El diámetro de los divertículos varía desde 0,2 hasta más de 2,50 centímetros, son poco frecuentes antes de los 40 años, pero en cambio son habituales a partir de esa edad. Teóricamente, toda persona a los 90 años tiene muchos divertículos.

Los divertículos gigantes son raros; su diámetro oscila de los 2,5 a los 15 centímetros. Una persona puede tener un solo divertículo gigante.

Síntomas

La mayoría de las personas con divertículos no parece presentar síntomas. Sin embargo, algunos expertos creen que cuando estos individuos presentan cólicos abdominales de causa inexplicada, diarrea y otros trastornos del tránsito intestinal, el origen es diverticular.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento se basa en reducir los espasmos intestinales, el consumo de una dieta rica en fibra (vegetales, frutas y cereales) es la mejor solución para reducirlos.

Si ésta no es eficaz por sí sola, puede suplementarse con salvado o puede tomarse un agente formador de volumen, como 3,5 gramos de psilio en 250 mililitros de agua una o dos veces al día. También puede ser de ayuda la metilcelulosa.

Deben evitarse las dietas bajas en fibras porque se necesita mayor presión para hacer avanzar el contenido intestinal resultante.

Complicaciones:

Hemorragia: La lesión de un divertículo puede producir hemorragia, a veces intensa, en el intestino. Tales hemorragias pueden producirse cuando las heces se estancan en el divertículo y lesionan un vaso sanguíneo (generalmente la arteria principal del divertículo).

La hemorragia es más frecuente cuando los divertículos se encuentran en el colon ascendente que en el colon descendente. La colonoscopia (examen del intestino grueso con un tubo flexible de visualización) puede identificar el origen de la hemorragia.

Cuando se presenta una hemorragia masiva, se puede identificar el origen inyectando una sustancia de contraste en las arterias que irrigan el intestino grueso, al tiempo que se realizan radiografías (procedimiento conocido como angiografía).

La inyección de vasopresina (un fármaco que contrae las arterias) puede controlar la hemorragia, pero puede resultar peligrosa, especialmente en las personas mayores.

En algunos casos, la hemorragia vuelve a aparecer a los pocos días, requiriendo entonces un tratamiento quirúrgico. La extirpación del sector intestinal afectado es posible sólo si se conoce el origen de la hemorragia.

En caso contrario, se extirpa una gran parte del intestino (colectomía subtotal), pero puede resultar peligrosa, especialmente en las personas mayores. Con estos procedimientos la hemorragia se detiene (o disminuye de modo significativo).

Los divertículos por sí mismos no son peligrosos. Las heces atrapadas en ellos, sin embargo, pueden causar no sólo una hemorragia sino también inflamación e infección, resultando en una diverticulitis.

La diverticulitis es la inflamación o la infección de uno o más divertículos

La diverticulitis es menos frecuente en personas menores de 40 años que en las que tienen más de 40. Sin embargo, puede ser grave en personas de cualquier edad.

Los varones por debajo de los 50 años con una diverticulitis necesitan ser operados con una frecuencia tres veces mayor que las mujeres.

Cuando la edad supera los 70 años, entonces son las mujeres quienes requieren cirugía tres veces más que los hombres.

Síntomas y diagnóstico

Típicamente, los síntomas iniciales son dolor abdominal espontáneo, dolor a la palpación (generalmente en la parte baja izquierda del abdomen) y fiebre.

Si el médico sabe que se trata de un paciente con divertículos, el diagnóstico de diverticulitis puede basarse casi por completo en los síntomas.

Las radiografías con un enema de bario para confirmar el diagnóstico o para estudiar el problema, pueden lesionar o perforar un intestino inflamado, por lo que estas pruebas habitualmente se posponen unas semanas.

 
 
Publicidad
 

Ver todas los especialistas 

 
 
Publicidad
 
Publicidad
 
 
Enlaces Recomendados:   Prima Electronics | Femar S.A | Almacenes de WAN | Radio WQ | Topacio Fine Arts | Imveresa
Diario Opinión:   Políica Editorial | Código Deontológico | Ley Orgánica de Comunicación | Contactenos
2017 - Diario Opinión - Machala, Ecuador
Diario Opinión, es una edición de TELEDPRES S.A. y es miembro de la SIP
Corporación Quezada - Todos los derechos reservados