Crisis emocionales, síntomas y como ayudar a estas personas



Fecha de Publicación: 2012-11-07

Fuente/Autor: Por el Dr. Fernando Robles Cuñas – Psicólogo Clínico

Noticia Vista : 17  Veces.



Una crisis es una percepción de discontinuidad en nuestra estabilidad psicológica, es una vivencia de interrupción en nuestra vida en algún ámbito concreto (laboral, sentimental, familiar).

Suele implicar un cambio inesperado, un antes y un después, que nos produce una sensación de urgencia en cuanto a elaborar una respuesta.

Al intentar solucionar la situación de la manera que hacemos habitualmente y no poder hacerlo nos genera una sensación de impotencia, de ahí proviene precisamente la crisis, de no sentirnos preparados para poder afrontar el cambio.

Si nos sintiéramos preparados ya no hablaríamos de crisis, sino de una transición más o menos fluida. Las crisis emocionales son situaciones que generan sufrimiento y que ponen a prueba nuestros recursos personales.

Una pérdida, una enfermedad grave o la muerte de un ser querido son momentos que todos deberemos afrontar en la vida, en ocasiones como protagonistas de estas crisis, pero también acompañando a otras personas que puedan estar en esta situación.

Algunos signos y síntomas reportados por personas en crisis:

Fatiga.

Cansancio.

Abulia.

Sensación subjetiva y objetiva de disminución del rendimiento.

Aumento de atención a las funciones corporales: (Preocupación excesiva por la salud, la historia médica pasada, el funcionamiento sexual y/o enfermedades imaginarias).

Ingesta de medicamentos para provocar el sueño, controlar la ansiedad o la depresión, en la mayoría de los casos no supervisados clínicamente.

Alteraciones en el dormir como: insomnio, hipersomnias, bruxismo, cansancio al despertar, pesadillas atemorizantes y dormir inquieto.

Conducta explosiva e impaciente, hipersensibilidad incontrolable, irritabilidad.

Obsesiones y compulsiones son pensamientos o acciones acompañadas de la sensación subjetiva de compulsión y que el sujeto identifica como irracionales y molestos, pero es incapaz de evitarlos.

Estados de tristeza, falta de ánimo o de alegrías, eventualmente acompañados de estados de euforia pasajeros y breves.

Falta de energía física o mental.

Disminución de concentración en las actividades cotidianas, el trabajo, la lectura y/o conversaciones.

Nerviosismo frecuente y persistente ante situaciones cotidianas tales como hablar con extraños, recibir visitas, enfrentar problemas familiares o de pareja.

Vivencia desagradable y molesta al sujeto, de la ocurrencia de un cambio drástico en su forma de ser ajeno a su voluntad, despersonalización.

Existencia de miedos infundados, excesivos y persistentes hacia objetos y situaciones en particular.

Profundos sentimientos de inutilidad o minusvalía. Problemas de relevancia en el ámbito económico, laboral, profesional o judicial.

Como ayudar a una persona que esta en crisis emocional:

1. Mantenga la calma: No entrar en una reacción de pánico., utilizar una voz pausada, razonable y ayudar a la persona a reorganizarse.

2. Mantenga abierta la comunicación: Es importante señalar que la persona necesita alguien con quien hablar y esperar que alguien lo entienda.

3. Es primordial utilizar la empatía, no la simpatía: Es decir, no mostrar lastima hacia la persona ni tratar de hacerla sentir cómoda, simplemente se debe mostrar entendimiento hacia la persona utilizando principalmente el reflejo y el parafraseo.

4. No entrar en confrontación o interpretación: Hasta que se establezca un vínculo de confianza, y no rechazar nada de lo que el paciente diga, explorando todas sus opciones con base en el parafraseo “Que te parece esta opción”.

5. Motivarlo para que sea mas positivo: Teniendo en cuenta que el pensamiento del paciente es muy negativo es necesario motivarle a la acción, no rebatiéndole sus sentimientos.



PUBLICIDAD
CARICATURA DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@