“Requisitos para hacer un hijo maleducado, irresponsable y sobreprotegido”


Fecha de Publicación: 2012-07-11

Fuente/Autor: Por el Dr. Fernando Robles Cuñas Psicólogo Clínico

Noticia Vista : 3  Veces.

   

No es necesario realizar ningún estudio, ni encuesta, para afirmar que hoy existen un montón de niños maleducados, malcriados.

Ese tipo de muchacho caprichoso, pedigüeño, inconstante, vago, protestón, en definitiva el amo de la casa. Se da la paradoja que esto ocurre cuando más se habla y legisla sobre temas educativos.

Existen honrosas excepciones de padres que se ocupan de sus hijos de tal forma que crecen sanos están siempre alegres, son serviciales, se preocupan por los demás, son honestos y hasta estudian.

Son a estos padres a los que me gustaría dirigirme para ayudarlos a cambiar de actitud y lograr que sus hijos sean como los demás, “como la mayoría de los hijos”.

Hay que empezar cuando son bebes.

Es muy bueno si el niño está bien y no tiene ningún tipo de problema; que al ponerse a llorar, se le coja en brazos y se le lleve para la cama de los padres y “se le festejen las gracias, rabietas y malcriadezas al niño”, conforme va creciendo va a pensar que todo lo que hace es chistoso, que hay que felicitarle y nunca decirle nada.

Ejemplo: es chistoso que el niño escupa la comida a una edad de 1-2 años pero si esa misma conducta la repite a los 6 o más años de edad va a ser un gran problema para los padres.

Siempre sea cual fuere la edad que tenga su hijo báñelo, péinelo, lávele los dientes, póngale toda la ropa incluido el uniforme, déle de comer en la boca, no haga que su hijo ayude en las tareas de la casa, pásele todas las cosas que le pida como por ejemplo:

El agua a pesar que ella está a unos centímetros de él y Usted se encuentra en otra habitación de la casa, llévele la comida a la cama así el no se encuentre enfermo, nunca haga que lave sus zapatos deportivos, ropa intima, uniforme de la escuela o colegio peor lave los platos porque su hijo es varón, madrugue a plancharle la ropa del uniforme, a limpiarle sus zapatos, acompáñelo al jardín o escuelita y cópiele los deberes porque el cómo es chiquito se olvida y es muy lento para copiar, etc.

Tenga la seguridad que su hijo no será bachiller peor terminara una carrera universitaria y siempre será un inútil porque así lo criaron sus padres o familiares.

Nunca le dé una orientación espiritual. Espere hasta que tenga 21 años y que el mismo decida a que religión desea pertenecer.

Cuando empieza a ser un poco mayor, en la niñez, recogerle y ordenarle los juguetes, libros, su cuarto y objetos personales que deje desparramados por la casa así el aprenderá a echarle la culpa de sus problemas a los demás y esperara que sus padres, amigos o más personas solucionen sus problemas personales.

Si el niño trae de la escuela algún lápiz, borrador u otros objetos que no le pertenece no haga que la devuelva, ya que su hijo es muy pilas, sabido y el entiende que no tiene plata para estarle a cada momento comprando lápices, borrador y mas objetos.

Conforme vaya creciendo cada vez traerá a casa objetos de más valor ya que Usted nunca le dijo nada y terminara teniendo un delincuente en casa.

Si la comida no le gusta, hágale otra o mándele a comprar una hamburguesa y tenga la refrigeradora siempre llena sobre todo de golosinas.

Los fines de semana y en época de vacaciones dejarlo acostado en su cama hasta que le apetezca, si es posible con el control remoto del TV y Equipo de Sonido, puesto que si es muy pequeño no da problema y por otro lado puede estar agotado de escuchar música, ver mucha televisión, jugar con su hijo por temor a que el piense que no le tiene confianza.

Tenga siempre el televisor encendido y en un lugar preferencial de la casa donde todos puedan verlo a la hora de comer así nadie habla y se pierde la comunicación familiar.

Aunque se tenga que pedir un préstamo, comprarle todo lo que pida como ropa de marca importada de USA, colección de juguetes, todo el dinero que desee y más así creerá que la misión de los padres es llevar dinero a la casa y hacerlo muy feliz, no importa los medios que usen sus padres o familiares para ello, así tenga que endeudarse, pedir o vender algún bien suyo o sacar plata a intereses porque desea que su hijo tenga lo que Usted no tuvo de niño ya que sus padres eran muy pobres.

Si hay que discutir algo en el matrimonio, mejor hacerlo delante de los hijos, “preferible con puñetazos en la mesa, insultos y descalificaciones de todo tipo”. Así, los niños se darán cuenta que en este mundo la razón la tiene el más agresivo y egoísta.

Respete su libertad, déjelo ser autentico, no lo importune con correcciones o reprimendas ya que puede desencadenar en su hijo un complejo de culpabilidad.

Si algún día su hijo viene contrariado de la escuela o colegio con muchos deberes y malas notas, explíquele detalladamente que lo comprende, que sabe que el profesor le ha cogido entre ojos, que ya hablara con el aunque no lo conozca, nunca le haya revisado los cuadernos diariamente nunca haya ido a la escuela a las reuniones ni a preguntar sobre el rendimiento de su hijo, ni sepa en qué año de básica va su hijo.

Comente delante de su hijo lo pesado que resulta ir a diario a trabajar eso creara en él un miedo por el trabajo, nunca se preocupara por ir a buscar trabajo y cuando sea adulto no será responsable con los hijos de él y tendrán que demandarle juicio de alimentos y Usted será quien se haga responsable de la manutención de sus nietos.

Por último mienta todo cuanto pueda, los chicos nunca se darán cuenta; critique y hable mal de los demás, así el sabrá que no puede confiar en nadie ni en sus propios padres.

Si ha llevado a la práctica estas ideas y sus hijos no son tan malcriados, como los hijos de sus amigos, familiares o vecinos no se desanime que a partir de los once o doce años según sea niña o niño, viene una etapa que suele ser tranquila y de transición de niño a hombre que se llama adolescencia, donde le darán una nueva oportunidad y podrá recuperar el tiempo perdido.

Durante mi trabajo como profesional he observado que muchas personas que han presentado estos requisitos de niños terminan de adultos siendo solterones, son un fracaso como esposos ya que buscan no una esposa sino una madre que les satisfaga todas sus necesidades económicas.

No terminan una carrera universitaria, un porcentaje alto terminan en la cárcel porque nunca sus padres les enseñaron a trabajar y todo se lo dieron de manera fácil creando para ellos un mundo artificial de rosas, nunca pensaron que ningún padre es eterno y que las cosas materiales que les heredaron las terminarían vendiendo y malgastando ese dinero porque a ellos no les costó ganárselo.

No son responsables con sus hijos por cuyo motivo son demandados por alimentos otros terminan en clínicas de recuperación para adictos ya que más del 50% de adictos fueron de niños muy consentidos por sus padres.

También hay un porcentaje bajo de estas personas que terminan con cuadros depresivos suicidándose bajo los efectos del alcohol u otra droga porque no se adaptaban a la verdadera realidad que les rodeaba.

🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


SEÑORITA OPINION ONLINE
PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@