La Radiación Ultravioleta, un daño no visible en nuestros ojos



Fecha de Publicación: 2012-03-25

Fuente/Autor: Por la Dra. Raquel Estrada L.- CENTRO OPTOMETRICO ESTRADA

Noticia Vista : 10  Veces.



Se denomina radiación ultravioleta o radiación UV a la radiación electromagnética cuya longitud de onda está comprendida aproximadamente entre los 400 nm y los 15 nm.

La mayor parte de la radiación ultravioleta que llega a la Tierra lo hace en las formas UV-C, UV-B y UV-A.

Radiación UV-C: La más perjudicial para la vida, no llega a la tierra al ser absorbida por el oxígeno y el ozono de la atmósfera.

Radiación UV-B: Es parcialmente absorbida por el ozono y sólo llega a la superficie de la tierra en un porcentaje mínimo, pese a lo que puede producir daños en la piel.

Radiación UV-A: Es la menos nociva y la que llega en menor cantidad a la tierra, casi todos los rayos UV-A pasan a través de la capa de ozono, están siempre presentes, independientemente de la temporada o el clima.

En días nublados o cuando la gente está totalmente cubierta de ropa, tienden a pensar que los rayos UV-A no están presentes, un gran error.

El Ecuador por encontrarse en la línea ecuatorial está más propenso a los rayos ultravioleta ya que estos caen en forma perpendicular.

Efecto de la radiación ultravioleta en el ojo
Este tipo de luz puede penetrar en nuestros ojos y causar quemadura por un aumento de temperatura en los tejidos y también los daños fotobiologicos.

El espectro de los rayos ultravioleta, está a su vez dividido en tres partes, basándose en el potencial de efectos biológicos que tienen.

Los rayos UV-A (316 a 380 nm): Son los que se encuentran relacionados con la aparición de cataratas, Pinguecula y alteraciones de la retina como la Degeneración Macular, estos rayos son los que provocan el envejecimiento prematuro de las células en los tejidos del cuerpo.

Los rayos UV-B (291 a 315 nm): Suelen provocar alteraciones como Foto queratitis, Cataratas Corticales y Eritema, la exposición prolongada de este espectro de los rayos ultravioleta provoca quemadura en los tejidos.

Los rayos UV-C (200 a 290 nm): Generalmente no alcanzan la superficie de la tierra son los que más daño podrían causar a los tejidos del cuerpo humano.

Grupo más vulnerable
El ojo del ser humano es, por naturaleza resistente a los daños causados por la luz, sin embargo, la edad, el grado de pigmentación de la piel, la nutrición y el estado bioquímico genético pueden provocar vulnerabilidad.

Con la llegada del periodo vacacional, la vulnerabilidad ante los efectos dañinos de los rayos ultravioleta (UV) solares sobre los ojos y la piel se incrementa considerablemente, afectando a un mayor número de personas.

Al visitar destinos turísticos como playas, ciudades coloniales o sitios arqueológicos, aumenta el periodo de exposición de las personas a los rayos UV del sol.

Los niños son más vulnerables a los efectos perjudiciales de la radiación UV solar, pues pasan más tiempo en espacios abiertos y cristalino, al ser más transparente, absorbe directamente estos rayos.

Protección indispensable
La elección de las gafas de sol debe proporcionar una visión confortable con la máxima protección de los ojos, sólo después de cumplidos estos dos requisitos debe valorarse el componente estético, si bien la gran oferta actual de gafas de sol permite elegir unas gafas que estéticamente satisfagan nuestras exigencias y cumplan esas exigencias técnicas.

Las gafas de sol deben cubrir totalmente los ojos y la piel alrededor de ellos para asegurar el bloqueo adecuado de los rayos UV, ellos no deben distorsionar los colores y deben filtrar los rayos UV hasta un 99%.

La protección contra rayos UV se debe a una sustancia química invisible que se aplica en los lentes, no a la oscuridad de éstos.

Tipos de protección UV
Unos lentes de sol adecuados son los qué:
- Reducen la radiación de luz visible directa.
- Impiden el paso de la peligrosa radiación ultravioleta.
- Eliminan reflejos molestos.
- Aumentan el contraste.
- Y, ¿por qué no?, resultan estéticas.

Para mayor información vea nuestro aviso en está pagina, el del Dr. Juan Indacochea.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), utilizar lentes con protección 100% contra los rayos UV solares y protector para la piel es la mejor alternativa para evitar daños a la salud.



PUBLICIDAD
CARICATURA DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@