El Virus de Inmuno Deficiencia Humana (VIH) en Niños


Fecha de Publicación: 2012-02-19

Fuente/Autor: Por el Dr. Walter Iñiguez – Pediatra

Noticia Vista : 5  Veces.

   

Es una de las epidemias que está afectando a la humanidad a nivel mundial, es una de las enfermedades que hasta el momento a nivel científico y en base a todos los estudios que se han realizado no se encuentra un tratamiento especifico de la enfermedad ya que el virus por sus características de mutación genética no se puede hasta el momento conseguir una vacuna para erradicar dicha enfermedad.

Sin embargo, la magnitud de la propagación del VIH, así como la mortalidad por Sida afecta de manera muy desigual al mundo desarrollado y al mundo en vida de desarrollo.

La mortalidad por está enfermedad sigue siendo elevada y en el último año han fallecido 510,000 menores.

El VIH-1 es un retrovirus identificado en el año 1985. Aún cuando los primeros casos de sida, la forma más grave de la enfermedad, resultado de su infección, fueron descritos en el año 1981. Se trata de un agente patógeno especifico del hombre, cuyas vías de trasmisión son la parental (contacto de sangre, productos hemáticos o material contaminado), la sexual (relaciones sexuales no protegidas) y la materno fetal o transmisión vertical.

La transmisión vertical del VIH pede acontecer en tres momentos distintos:
1. Transmisión PRE-natal, intra-útero o tran-placentaria.
2. Transmisión intra-parto.
3. Transmisión Post-natal o Post-parto, a través de la lactancia materna.

El riesgo de infección es más importante durante los seis primeros meses y aumenta con el tiempo de lactancia.

La lactancia materna está contraindicada en los países desarrollados.

Desde finales de 1994 la introducción del tratamiento antirretroviral combinado durante la gestación, junto con la cesárea programada, ha permitido reducir las tasas de transmisión por debajo del 2%.

Las técnicas habituales para el diagnóstico de la infección (Elisa, Western Blote, inmuno florecencia), determina la presencia de anticuerpos específicos frente a las distintas proteínas virales, pero no son útiles en el diagnóstico de está infección en el recién nacido, puesto que los anticuerpos específicos que posee este le es transferido por su madre.

Los anticuerpos pasivos frente al VIH pueden persistir hasta los 18 meses, en general la mayoría de los niños no infectados los perderán alrededor del año de edad.

La persistencia de anticuerpos frente al VIH más allá de los 18 meses, en la actualidad es considerada criterio diagnóstico de infección de VIH en el niño.

Las nuevas técnicas de diagnóstico y en especial la reacción de cadenas de polimerasa permiten realizar un diagnóstico precoz de la infección del recién nacido y lactante, en la actualidad se está validando está técnica. Para mayor información vea nuestro aviso en está pagina el Centro Pediátrico Alergias o consulte a su médico.


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@