Métodos anticonceptivos más utilizados en las mujeres


Fecha de Publicación: 2011-11-16

Fuente/Autor: Sexólogo, Ezequiel López Peralta.

Noticia Vista : 10  Veces.

   

En anteriores entradas hablamos acerca del preservativo (incluso del femenino) como único método anticonceptivo que además reduce las posibilidades de contagio de las diferentes infecciones transmisibles sexualmente (ITS).

El preservativo está dentro de los métodos anticonceptivos denominados “de barrera” que impiden que el líquido seminal entre en contacto con el óvulo.
Pero en la actualidad los métodos anticonceptivos más utilizados por mujeres de diferentes edades son los hormonales.
Se trata de hormonas femeninas que por diferentes formas de administración alteran el ciclo menstrual, impidiendo la liberación del óvulo y por lo tanto la fecundación, con una efectividad cercana al 99% si el uso es el adecuado.
Su seguridad es una ventaja y una desventaja a la vez. La ventaja es que la pareja puede sentirse bastante tranquila, ya que un embarazo es bastante improbable utilizando cualquiera de estos métodos. La desventaja es que en la mayoría de los casos no se utiliza preservativo, por lo que no hay protección para el contagio de ITS.

Un estudio reciente arroja que las mujeres que utilizan métodos anticonceptivos hormonales tienen mayores probabilidades de padecer cualquiera de estas infecciones, incluyendo HIV y HPV, precisamente porque solo se focalizan en evitar embarazos no deseados.

Miremos brevemente los métodos anticonceptivos hormonales que se utilizan actualmente:
Píldoras: Son los primeros anticonceptivos hormonales que conocimos. Se toman durante veintiún días consecutivos y luego se descansa siete, aunque en algunos tipos de píldoras se administra todos los días sin descanso.
Existen diferentes combinaciones de hormonas y dosis, incluyendo a la llamada “minipíldora”, y cada vez los efectos secundarios son menores. El médico ginecólogo es quién indica la marca correcta de acuerdo a las características de cada mujer.

Parches: Se colocan en diferentes partes del cuerpo (generalmente hombros, glúteos, brazos o abdomen), cambiándose una vez a la semana. La administración es durante tres semanas consecutivas cambiando el parche el mismo día, y luego una de descanso.

Anillo vaginal: Es un método novedoso que se introduce y se deja en la vagina durante tres semanas, quitándolo al comienzo de la cuarta para así dejar una de descanso.

Inyecciones: La aplicación es intramuscular una vez al mes o una vez cada tres meses, según la composición hormonal que se utilice.

Implante subdérmico: Se colocan unas pequeñas varillas en la cara interna de uno de los brazos bajo la piel en una intervención muy sencilla, y dura entre tres y cinco años. Es el método más seguro para mujeres que no tienen la constancia de, por ejemplo, tomar una píldora todos los días a la misma hora.


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@