Diarreas Intratables en la Infancia


Fecha de Publicación: 2011-11-13

Fuente/Autor: Dr. Walter Iñiguez Escobar – Pediatra – Alergias

Noticia Vista : 15  Veces.

   

Las “diarreas irritables” aparecieron en la literatura médica a comienza de los años 60, se estableció el termino para definir a un grupo de lactantes menores de meses que presentaban diarreas durante más de 14 días, coprocultivo negativo y persistencia de la diarrea que a pesar del reposo intestinal durante semanas o meses, resistían a cualquier tratamiento medicamentoso.

La diarrea intratable de la lactancia presenta un problema grave que conlleva a un grado elevado de la morbilidad y mortalidad de los infantes.

Estos casos necesitan una asistencia dedicada tanto por parte de los padres como del personal médico, puesto que no se dispone de medicamentos fáciles para su tratamiento.

La diarrea irritable sigue siendo un problema pediátrico grave y representa una carga individual espectacular capaz de desafiar el tratamiento. Ya que empeoran significativamente los problemas que causan las perdidas diarreicas, que pueden representar hasta el 10% o más del peso corporal por separado para su respectivo tratamiento.

Es importante recalcar que en ciertos infantes que representan un cuadro de diarreas, la nutrición parenteral ha permitido una supervivencia a plazo relativamente largo.

Algunas investigaciones sostienen que las enfermedades diarreicas son también frecuentes en niños pequeños, incluso en ausencia de otros síntomas atópicos o de antecedentes familiares de predisposición alérgica.

Con mucha mayor frecuencia, la colitis alérgica inducida por la leche y proteína de soya aparecen en recién nacidos y lactantes, incluyendo a los que reciben leche materna como fuente única de alimentación.

En un niño mayor de edad que ha recibido alimentos que contengan gluten (Quaker, harinas, cebada, etc.)es importante considerar a la enfermedad celiaca como la causa subyacente de los síntomas dado que cada vez los cuadros de diarrea sensible al gluten puede ser tratado eficazmente con ajusten alimentarios apropiados.

La diarrea prolongada en la infancia puede derivar también en países en vías de desarrollo representan diarreas post infecciosas, que son de inicio agudo y duran menos de una semana.

No obstante un grupo de niños presentan episodios de mayor duración, algunos de los cuales persisten durante más de 14 días recibiendo su respectivo tratamiento, las recidivas frecuentes de episodios diarreicos agudos resultan en deterioro nutricional y pueden predisponer que estos niños contraigan una diarrea persistente.

Existen otras patologías de diarreas irritables y entre las más corrientes de estos trastornos son los siguientes:
intolerancia a la proteína de la leche de vaca y soya en lactantes menores de 6 meses, a menudo con deposiciones sanguinolentas.
Otras enfermedades como: La enteropatía sensible al gluten y la fibrosis quística que pueden presentar deposiciones grasosas secundaria a una insuficiencia pancreática, acompañada de bajo peso, anemia y síntomas respiratorias en la evolución de la enfermedad.

El aspecto más importante en el tratamiento del niño con diarrea persistente es evaluación inmediata y un manejo apropiado para su tratamiento se basa en el control de la diarrea y la subnutrición frecuentemente en el medio hospitalario, en otros casos puede ser posible el tratamiento ambulatorio o domiciliario.

La mayoría de los niños con diarrea persistente y su nutrición asociada no está gravemente deshidratada y una hidratación oral puede bastar, las diarreas incontables y con vomito asociado puede exigir rehidratación intravenosa; en ciertos casos puede presentar una infección bacteriana que exige tratamientos con antibióticos.
La mayoría de los niños con diarrea persistente presenta una buena absorción a nivel intestinal y tolera la nutrición oral.

En raras ocasiones cuando la intolerancia alimentaria impide la administración de fórmulas basadas en leche de vaca o de la propia leche de vaca, huevo, pescado, etc.
Puede ser necesaria una dieta basada en pollo desmenuzado o triturado, además de los indicados anteriormente, la adición de banana verde a la dieta es eficaz en el tratamiento de la diarrea persistente.

Esto debe asociarse a medida de salubridad y al abastecimiento del agua; además fomentar la estrategia de lavado de manos y medidas domesticas para purificar el agua que son las claves para reducir la carga de diarrea en los niños.


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@