MACHALA, JUEVES 27 DE JUNIO DEL 2019

Anent, los cantos sagrados de los Shuar

Califique

Contento 0
Me divierte 0
Me Encanta 0
Me Sorprende 0
Me Molesta 0
Me entristece 0

Redacción

    @diariopinion

   sÁbado 16 de Septiembre del 2017     |        418

El anent es una composición de versos acompañados de música que terminan en una tonada que se la ejecuta en el momento en que la persona se prepara para desarrollar una actividad específica, en situaciones especiales o cuando tiene algún problema, co


El anent es una composición de versos acompañados de música que terminan en una tonada que se la ejecuta en el momento en que la persona se prepara para desarrollar una actividad específica, en situaciones especiales o cuando tiene algún problema, como, por ejemplo, el miedo a una persona que ha muerto o cuando un esposo abandona a su pareja, cuenta Nataly Orbe Ortiz, directora del Museo Abya Yala, donde existe una colección variada de instrumentos, piezas de arte y representaciones de la cultura shuar.

Por lo general la mujer es la que entona las melodías anent y en la mayoría de los casos las relaciona con los diferentes dioses, en especial con la historia de Nunkui, la diosa de la tierra y la fertilidad, obviamente por la productividad, señala Orbe. Una de estas melodías dice: ‘Porque soy una mujer Nunkui, llamo al alimento’

Sin embargo, señala que los varones modulan los anent de guerra (tsantsa), es decir, los cantos de cacería. Le dedican a la productividad de la caza con relación a Etsa, el Dios que enseña esta destreza y es el dueño de los animales.

En general, los anent son interpretados para pedir una buena producción de las chacras, que los hombres tengan resultados positivos en sus actividades diarias para alejar plagas o para que las relaciones familiares se mantengan en buen estado.

PUEBLO. Los shuaras habitan en las provincias del sur de la Amazonía.

Toda la actividad productiva ejecutada por hombres y mujeres va acompañada de canciones dedicadas a los dioses.

En la cultura shuar se encuentran con frecuencia cantos a los cuales se les confiere un valor religioso o ceremonial. Estos son los llamados anent y otros populares conocidos como nampet.

El anent es una composición de versos acompañados de música que terminan en una tonada que se la ejecuta en el momento en que la persona se prepara para desarrollar una actividad específica, en situaciones especiales o cuando tiene algún problema, como, por ejemplo, el miedo a una persona que ha muerto o cuando un esposo abandona a su pareja, cuenta Nataly Orbe Ortiz, directora del Museo Abya Yala, donde existe una colección variada de instrumentos, piezas de arte y representaciones de la cultura shuar.

Por lo general la mujer es la que entona las melodías anent y en la mayoría de los casos las relaciona con los diferentes dioses, en especial con la historia de Nunkui, la diosa de la tierra y la fertilidad, obviamente por la productividad, señala Orbe. Una de estas melodías dice: ‘Porque soy una mujer Nunkui, llamo al alimento’

Sin embargo, señala que los varones modulan los anent de guerra (tsantsa), es decir, los cantos de cacería. Le dedican a la productividad de la caza con relación a Etsa, el Dios que enseña esta destreza y es el dueño de los animales.

En general, los anent son interpretados para pedir una buena producción de las chacras, que los hombres tengan resultados positivos en sus actividades diarias para alejar plagas o para que las relaciones familiares se mantengan en buen estado.

HERENCIA. Pese a que algunos indígenas no utilizan su vestimenta tradicional, mantienen su tradición oral.

Orbe señala que en la actualidad no hay mucha reproducción y creación por la presencia de la occidentalización en la vida diaria de los shuaras.

La migración ha hecho que disminuya considerablemente la relación del hombre con Etsa, el Dios de la caza, actividad que está desapareciendo.

Lo mismo sucede con la mujer shuar que va a comprar arroz y pan en una tienda, actividad en la que le será difícil cantar ‘soy una mujer Nunkui’ mientras transita por los caminos de este otro mundo, comentó.

Sin embargo señala que estos cambios no significan que “todo muere ahí, pues se dan nuevas condiciones y se están produciendo distintos mitos que explican la realidad creando nuevos anent que dan fuerza y campo para las actuales actividades”.

Muchos de estos cantos han sido aprendidos en sueños o bajo el efecto de alucinógenos que les permiten unir el pasado y el presente considerando esta nueva cotidianeidad, señaló Nataly Orge, directora del Museo Etnográfico Abya Yala.

Sin embargo, lo importante actualmente es que este tipo de melodías continúan de una u otra forma a pesar del ingreso de la cultura occidental.

Los dioses que invocan

Las mujeres piden autorización a la diosa de la tierra y de la fertilidad Nunkui.

El hombre cazador se identifica con Etsa, en la pesca con Tsunki, en la labor agrícola con Shakaim y en la guerra con Ayumpun.

Estos tres seres están identificados con el bien.

El mal está tipificado en Iwia, el gigante destructor acompañado por sus antepasados los Iwianchi.

Canto de cacería

Los pájaros trinando

Vienen en manada

Yo asemejándome al gavilán

Agachándome voy hacia ellos

Porque soy niño pequeño he adquirido poder (de Etsa)

Agachándome entre las ramas voy

Tengo mi alma inmortal

Y en realidad así lo soy

Soy el hijo de Shakaim,

Porque así lo soy

Mis flechas son infalibles,

Apuntando voy

Yéndome solo a la selva

Mostrando mi bodoquera voy


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener

  Archivado en :



¿Quieres recibir estas noticias en tu correo electrónico? Suscríbete a nuestros boletines.






NOTICIAS DE PRIMERA PLANA ANTERIORES MÁS DESTACADAS


Sesión Municipal cerró fiestas cívicas por aniversario cantonal...

Machala. Con la presencia de la colectividad orense, la municipalidad celebró la sesión solemne popular en homenaje a los 195 años de cantonización de Machala, en el parque central ‘Juan Montalvo’. ...

Imponente parada militar maravilló a machaleños...

Machala. El sonar de un tambor, acompañado por una banda de músicos, fue la señal para que rápidamente decenas de ciudadanos se concentraran en las veredas de las arterias principales de la capital orense, que con Parada Militar abría los festejos en su día de aniversario. ...

Piden nulidad de fallo sobre matrimonio igualitario...

Una marcha que congregó a algo más de mil personas en Quito pidió ayer martes la nulidad del fallo de la Corte Constitucional que  abrió la puerta al matrimonio igualitario en el país. ...

Asamblea llamó a comparecer al ministro de Energía...

El ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, Carlos Pérez García, fue citado a comparecer ante el pleno de la Asamblea Nacional.  ...

10 candidatas a reina de la Feria Minera...

Portovelo.-Hasta ayer  martes  25 de junio, este Diario registró, diez candidatas inscritas para el evento reina de la Feria Minera de Portovelo. ...

Fuerzas Armadas participaron de acción cívica binacional ...

Huaquillas.- Las Fuerzas Armadas del Ecuador y del Perú inauguraron ayer la acción cívica binacional combinada multisectorial, que se desarrolla de manera simultánea en las poblaciones de Huaquillas y Aguas Verdes ...

  ARRIBA

P