Cuentas claras: Hoy es el Día del Contador


Fecha de Publicación: 2017-11-13

Noticia Vista : 3449  Veces.

   

El 13 de noviembre de 1945, en Ambato, se celebró el primer Congreso Nacional de Contadores del Ecuador. Desde entonces, gracias a la iniciativa de varias generaciones, la profesión contable ha logrado notables avances para el bienestar de los Contadores del país.

En 1936, mediante Decreto Ejecutivo No. 317, se determinó que los expertos en contabilidad pueden ejercer su profesión previa la obtención de un certificado de competencia obtenido en las Cámaras de Comercio del país.

En ese año, un grupo de profesionales egresados del Colegio Nacional Mejía creó la denominada Asociación de Contadores Comerciales del Ecuador, cuyo objetivo fijo era la defensa del Título Oficial.

El 23 de julio de 1943 adquiere personería Jurídica la Asociación de Contadores y Expertos de Pichincha En 1945, por iniciativa de la Sociedad de Contadores de Tungurahua, se reúne el primer Congreso Nacional con la participación de varias Asociaciones Provinciales, creándose la Federación Nacional de Contadores del Ecuador y se declara al 13 de noviembre como Día del Contador Ecuatoriano.

Desde ese entonces esta fecha es considerada como el día especial del año donde los profesionales Contadores se reúnen con colegas de varias generaciones evidenciando la transformación que ha sufrido esta profesión.

Por los diversos cambios que ha sufrido el mundo actual y los impresionantes avances tecnológicos y científicos la profesión contable ha ido evolucionando de la misma manera determinándose una drástica variación de la metodología utilizada por los Contadores, apareciendo en nuestro mercado innumerables sistemas contables que optimizan el tiempo del Contador.

El 13 de noviembre de 1945 se creó la Fundación Nacional de Contadores del Ecuador, cuya misión fundamental es agrupar y representar a los contadores de la República, velar por su desarrollo profesional y por el anhelo científico, técnico, económico, social, en cuya realización se ha venido desarrollando esta dinámica actividad.

La clase de contadores del Ecuador tiene una importancia trascendental en la vida económica y comercial del país.

Las entidades que cuentan con la presencia de un contador saben que es el termómetro de su estado de avance hacia el desarrollo y progreso.

Las cuentas claras – se ha manifestado- porque de aquí depende el éxito de una empresa sabiendo con cuanto se cuenta de capitales de operación, perdidas y ganancias, utilidades, en fin una serie de detalles que convergen en la buena marcha de la institución.

Esta es la razón por la cual no se puede prescindir del aporte y colaboración de un contador.

Seguir conquistando

La Federación de Contadores del Ecuador se ha preocupado de su avance y tecnificación en el desempeño de su trabajo.

Esta es una labor que se ha proyectado en beneficio directo del país, sin escatimar esfuerzos y sacrificios ha conquistado logros dignos de encomio, a fin de entregar un trabajo más acorde a las necesidades y desenvolvimiento de actividades congénitas, que tratan de superación y mejor servicio a la comunidad.

Alta responsabilidad

El día clásico del contador público ecuatoriano resalta esta profesión tan delicada y compleja por su responsabilidad en toda organización, pública o privada, ya que sobre él recaerá la responsabilidad administrativa, civil o penal que en la mayoría de casos es ocasionada por terceras personas, tales como directores generales, directores ejecutivos, presidentes ejecutivos, gerentes generales y directores financieros.


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@