El simbolismo de la ceniza se relaciona con el hecho de ser el residuo frío y pulverulento de la combustión, lo que persiste luego de la extinción del fuego. La ceniza simboliza la muerte, la conciencia de la nada y de la vanidad de las cosas, la nulidad de las criaturas frente a su Creador, el arrepentimiento y la penitencia. De allí las palabras que Abraham pronuncia en el Génesis:

Aunque soy polvo y ceniza me atrevo a hablar a mi Señor. Génesis 18:27

Los griegos, los egipcios, los judíos y los árabes, entre otros pueblos de Oriente Próximo, acostumbraban a cubrirse la cabeza de ceniza en señal de luto o duelo. En la Biblia es un símbolo característico de penitencia interior o duelo (ver, por ejemplo: Casiodoro de Reina; Cipriano de Valera (1909). «Mt 11, 21». Biblia; traducción Reina-Valera (Wikisource).). Los ninivitas usaban la ceniza como gesto de arrepentimiento profundo. Los mensajeros de malas noticias solían cubrir de ceniza su cabeza.

En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el sacramento de la reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un "hábito penitencial". Esto representaba su voluntad de convertirse.

En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma solía poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión.

También, fue usado el período de Cuaresma para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la noche de Pascua, imitando a Cristo con sus 40 días de ayuno.

La imposición de ceniza es una costumbre que recuerda a los que la practican que algún día vamos a morir y que el cuerpo se va a convertir en polvo.

¿Qué es el Miércoles de Ceniza? ¿Cuál es su significado? 8 claves

1. ¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

En los calendarios litúrgicos católico, protestante y anglicano, el Miércoles de Ceniza es el día en el que comienza la Cuaresma, 40 días antes de que empiece la Semana Santa (el Domingo de Ramos es el 9 de abril). Conmemora el momento en que Jesús se retiró al desierto durante cuarenta días.

La Cuaresma representa el ciclo de preparación en el que los cristianos celebran la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

2. ¿Cuánto dura la Cuaresma y quién lo celebra?

Empieza este miércoles 1 de marzo, con el Miércoles de Ceniza, y termina el Jueves Santo, 13 de abril. Se celebra en las iglesias cristianas católica, ortodoxa, calvinista, anglicana, luterana, metodista y las ortodoxas orientales.

3. ¿Por qué se llama así y en qué consiste el ritual?

El nombre se debe a que este día se celebra una misa en la que se marca en la frente de los feligreses una cruz con cenizas. Estas cenizas se obtienen con la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

En el ritual se aplica en forma de cruz en la frente acompañado de las palabras "Polvo eres y al polvo volverás" del Génesis (3, 19), para recordar a los fieles su mortalidad, en el sentido de que empiezan como polvo y que en polvo se convertirán después de su muertes.

4. ¿A quién se impone la ceniza?

No hace falta ser católico para que te impongan la ceniza, de hecho este ritual en sí no es obligatorio para los devotos cristianos. Aunque la Iglesia llama a todos aquellos que hayan recibido el sacramento del bautismo a que acudan a la imposición de la ceniza y a que asuman el itinerario cuaresmal.

5. ¿Cómo funcionan el ayuno y la abstinencia?

Tanto el Miércoles de Ceniza como el Viernes Santo (14 de abril) son los días de ayuno. Según la doctrina religiosa, solo se puede hacer una única comida al día y tampoco se puede comer carne, es decir, se practica también la abstinencia.

El ayuno es obligatorio, siempre conforme a las instrucciones de la Iglesia, para los mayores de 18 años y menores de 60. La abstinencia de comer carne es desde los 14 años, y rige todos los viernes de Cuaresma. En la tradición latina, no obstante, se da mucha libertad para que cada fiel escoja su forma de hacer ayuno, oración y limosna.

6. ¿Cuál es el origen histórico del ritual?

Este ritual se realiza desde el siglo XI. Al principio las cenizas se imponían solo a los penitentes públicos como signo de marginación. Pero se acabó convirtiendo en una práctica que para los creyentes tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad.

7. ¿Qué supone la Cuaresma para los creyentes?

El periodo que empieza con el Miércoles de Ceniza son días de conversión y penitencia, caracterizados por la oración, la meditación, el ayuno y la moderación.

La Iglesia invita a los fieles a confesar sus pecados graves, hacer buenas obras, ser solidarios con los que sufren y a renunciar a lo superfluo y suntuoso. La práctica más conocida y visible, sin embargo, es el ayuno, como renuncia a las necesidades de la vida terrenal.

8. ¿Qué relación hay con el entierro de la Sardina?

Se celebra también este miércoles, coincidiendo con el Miércoles de Ceniza. Esta celebración es una manera de despedir el Carnaval, en la que el desenfreno de esta festividad pasa por la hoguera para que todo vuelva al "orden natural" (de nuevo según la doctrina religiosa). Se toma el fuego como símbolo de liberación y regeneración.

Este acontecimiento significa que todo lo ocurrido en el pasado va a ser destruido y enterrado para que pueda renacer con mayor fuerza. En el pasado, el propósito era enterrar todos los vicios para entrar en Cuaresma. Muchas fiestas españolas terminan con esta ceremonia o similares en las que se quema una figura simbólica que representa el desenfreno vivido durante el Carnaval. (I)

" />

Hoy miércoles de ceniza, inicio de la Cuaresma


Fecha de Publicación: 2018-02-14

Noticia Vista : 3119  Veces.

   

El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico y anglicano, como así también de diversas denominaciones protestantes (luterana, metodista, presbiterana y algunas bautistas). Se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos que da comienzo a la Semana Santa. La ceniza, cuya imposición constituye el rito característico de esta celebración litúrgica, se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

¿Por qué miércoles?

En el siglo IV se fijó la duración de la Cuaresma en 40 días, ésta comenzaba 6 semanas antes de la Pascua (para calcular la fecha de la Pascua se usaba el Computus), en domingo, el llamado domingo de "cuadragésima". Pero en los siglos VI-VII cobró gran importancia el ayuno como práctica cuaresmal. Entonces surgió un inconveniente: desde los orígenes de la liturgia cristiana nunca se ayunó en día domingo por ser "día de fiesta", la celebración del día del Señor. Entonces, se movió el comienzo de la Cuaresma al miércoles previo al primer sábado del mes.

El simbolismo de la ceniza se relaciona con el hecho de ser el residuo frío y pulverulento de la combustión, lo que persiste luego de la extinción del fuego. La ceniza simboliza la muerte, la conciencia de la nada y de la vanidad de las cosas, la nulidad de las criaturas frente a su Creador, el arrepentimiento y la penitencia. De allí las palabras que Abraham pronuncia en el Génesis:

Aunque soy polvo y ceniza me atrevo a hablar a mi Señor. Génesis 18:27

Los griegos, los egipcios, los judíos y los árabes, entre otros pueblos de Oriente Próximo, acostumbraban a cubrirse la cabeza de ceniza en señal de luto o duelo. En la Biblia es un símbolo característico de penitencia interior o duelo (ver, por ejemplo: Casiodoro de Reina; Cipriano de Valera (1909). «Mt 11, 21». Biblia; traducción Reina-Valera (Wikisource).). Los ninivitas usaban la ceniza como gesto de arrepentimiento profundo. Los mensajeros de malas noticias solían cubrir de ceniza su cabeza.

En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el sacramento de la reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un "hábito penitencial". Esto representaba su voluntad de convertirse.

En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma solía poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión.

También, fue usado el período de Cuaresma para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la noche de Pascua, imitando a Cristo con sus 40 días de ayuno.

La imposición de ceniza es una costumbre que recuerda a los que la practican que algún día vamos a morir y que el cuerpo se va a convertir en polvo.

¿Qué es el Miércoles de Ceniza? ¿Cuál es su significado? 8 claves

1. ¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

En los calendarios litúrgicos católico, protestante y anglicano, el Miércoles de Ceniza es el día en el que comienza la Cuaresma, 40 días antes de que empiece la Semana Santa (el Domingo de Ramos es el 9 de abril). Conmemora el momento en que Jesús se retiró al desierto durante cuarenta días.

La Cuaresma representa el ciclo de preparación en el que los cristianos celebran la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

2. ¿Cuánto dura la Cuaresma y quién lo celebra?

Empieza este miércoles 1 de marzo, con el Miércoles de Ceniza, y termina el Jueves Santo, 13 de abril. Se celebra en las iglesias cristianas católica, ortodoxa, calvinista, anglicana, luterana, metodista y las ortodoxas orientales.

3. ¿Por qué se llama así y en qué consiste el ritual?

El nombre se debe a que este día se celebra una misa en la que se marca en la frente de los feligreses una cruz con cenizas. Estas cenizas se obtienen con la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

En el ritual se aplica en forma de cruz en la frente acompañado de las palabras "Polvo eres y al polvo volverás" del Génesis (3, 19), para recordar a los fieles su mortalidad, en el sentido de que empiezan como polvo y que en polvo se convertirán después de su muertes.

4. ¿A quién se impone la ceniza?

No hace falta ser católico para que te impongan la ceniza, de hecho este ritual en sí no es obligatorio para los devotos cristianos. Aunque la Iglesia llama a todos aquellos que hayan recibido el sacramento del bautismo a que acudan a la imposición de la ceniza y a que asuman el itinerario cuaresmal.

5. ¿Cómo funcionan el ayuno y la abstinencia?

Tanto el Miércoles de Ceniza como el Viernes Santo (14 de abril) son los días de ayuno. Según la doctrina religiosa, solo se puede hacer una única comida al día y tampoco se puede comer carne, es decir, se practica también la abstinencia.

El ayuno es obligatorio, siempre conforme a las instrucciones de la Iglesia, para los mayores de 18 años y menores de 60. La abstinencia de comer carne es desde los 14 años, y rige todos los viernes de Cuaresma. En la tradición latina, no obstante, se da mucha libertad para que cada fiel escoja su forma de hacer ayuno, oración y limosna.

6. ¿Cuál es el origen histórico del ritual?

Este ritual se realiza desde el siglo XI. Al principio las cenizas se imponían solo a los penitentes públicos como signo de marginación. Pero se acabó convirtiendo en una práctica que para los creyentes tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad.

7. ¿Qué supone la Cuaresma para los creyentes?

El periodo que empieza con el Miércoles de Ceniza son días de conversión y penitencia, caracterizados por la oración, la meditación, el ayuno y la moderación.

La Iglesia invita a los fieles a confesar sus pecados graves, hacer buenas obras, ser solidarios con los que sufren y a renunciar a lo superfluo y suntuoso. La práctica más conocida y visible, sin embargo, es el ayuno, como renuncia a las necesidades de la vida terrenal.

8. ¿Qué relación hay con el entierro de la Sardina?

Se celebra también este miércoles, coincidiendo con el Miércoles de Ceniza. Esta celebración es una manera de despedir el Carnaval, en la que el desenfreno de esta festividad pasa por la hoguera para que todo vuelva al "orden natural" (de nuevo según la doctrina religiosa). Se toma el fuego como símbolo de liberación y regeneración.

Este acontecimiento significa que todo lo ocurrido en el pasado va a ser destruido y enterrado para que pueda renacer con mayor fuerza. En el pasado, el propósito era enterrar todos los vicios para entrar en Cuaresma. Muchas fiestas españolas terminan con esta ceremonia o similares en las que se quema una figura simbólica que representa el desenfreno vivido durante el Carnaval. (I)


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@