Planta: Av. 25 de junio Km 1.5 entrada a Machala
Ag.: Av. 25 de Junio y Ayacucho Esq. (AUTOFRON)
PBX:(593) 072982732 - CEL:(593) 0987227315
Eres el visitante N¬ļ Opini√≥n, como tu p√°gina de inicio Siguenos en Edici√≥n Impresa
 
 |  www.diariopinion.com |  Imprimir Art√≠culo  |  Agregar Art√≠culo a Favoritos
 
Movimiento indígena ecuatoriano, punteos de historia y de vida ancestral
 

Ampliar imagen

 
 
Fecha de Publicaci√≥n: 2017-03-07
Fuente/Autor: 
 

La experiencia de determinados pueblos permitió fortalecer organizaciones más desarrolladas que formaron verdaderos Estados. Los mayas, aztecas e incas llegaron a administrar estas complejas formas de organización.

En Ecuador vivíamos muchos pueblos que con diferente grado de organización manteníamos nuestras relaciones de alianzas, estábamos relacionados a través del intercambio comercial de solidaridad y apoyo mutuo.

No nos separaban las regiones, al contrario √©ramos pueblos que necesit√°bamos darnos la mano; es decir, entre la costa, la sierra y la amazon√≠a est√°bamos en contacto permanente, porque de esta manera √©ramos complementos necesarios y muchas veces ten√≠amos relaciones con otros pueblos indios de M√©xico al Norte y Chile al Sur. La familia era nuestro n√ļcleo principal de grandeza y de fortaleza para que florezcan nuestras diferencias organizativas, ling√ľ√≠sticas y culturales.

El estado Inca incursionó con fuerza sobre todo en los Andes del Abya Yala del Sur y en el norte del ecuador en el siglo XV fueron incorporando en diferentes etapas a los pueblos originarios asentados en la región interandina.

Esta etapa dur√≥ apenas un siglo lo cual fue interrumpido por la invasi√≥n espa√Īola. Por tanto los Incas tuvieron mayor consolidaci√≥n de su gobierno en la zona sur y el centro del pa√≠s. En la Costa fue espor√°dica, en la regi√≥n amaz√≥nica fue nula (Salom√≥n 1980: p.276-280).

Siglos atr√°s

Es decir desde muchos siglos atrás, las consecuencias históricas, filosóficas, y políticas dan cuenta de la existencia de pueblos desarrollados integralmente, así por ejemplo: las ciencias, el arte, la agricultura, la economía se fundamentaba sobre las bases de la solidaridad, equidad.

Estas razones es una muestra evidente que nuestra Abaya Yala nunca fue descubierta en 1492. Es importante que reconozcamos que durante m√°s de cinco siglos el aparente desarrollo y progreso ha sido el despojo total de nuestras existencias.

Autodescubrimiento

Eduardo Galeano decía que es necesario un autodescubrimiento, "la revelación de la cara oculta bajo las máscaras pasa por el rescate de algunas de nuestras tradiciones más antiguas" escribe . Es desde la esperanza , y no desde la nostalgia , que hay que reivindicar el modo comunitario de producción y de vida, fundado en la solidaridad y no en la codicia la relación de identidad entre el hombre y la naturaleza y las viejas costumbres de libertad.

Es importante rendir homenaje a quienes han tenido que enfrentar una colonización y esclavización injusta desde todos los puntos de vista, a quienes han enfrentado el exterminio, ya que a través de ellos hemos mantenido nuestra voz , la existencia viva de nuestros pueblos . Nuestro testimonio del pasado es el fiel reflejo de que existe todavía luz y un camino que recorrer.

Las luchas de nuestros l√≠deres y nuestros mayores han multiplicado la libertad humana, y no en las que nos encarcelan o nos eliminan nuestras vidas. Desde el pasado nos podemos apoyar para encontrar respuestas a las utop√≠as del presente. Podr√°n haberse muerto referentes extra√Īos, esquemas y paradigmas occidentales, pero aqu√≠ est√°n nuestras fuentes originales, las ra√≠ces y energ√≠as ancestrales est√°n en nuestros l√≠deres y sabios que han sabido conservar e interpretar los signos de la naturaleza y de la historia proyect√°ndolos hacia el futuro.

Nuestra falta solamente ha sido el vivir en comunidad, practicar la ayuda y la solidaridad mutua, este acto ha sido condenado y perseguidos en nuestra propia tierra. También nuestra tierra ha sido violentada . A finales del siglo pasado, para justificar la usurpación de las tierras de los indios sioux, el Congreso de los EE.UU. declaró que " la propiedad comunitaria resulta peligrosa para el desarrollo del sistema de libre empresa".

Histórico

Y en 1979 el defenestrado general Pinochet promulg√≥ una ley en contra de las autoridades comunitarias oblig√°ndoles a parcelar sus tierras y a convertirse en peque√Īos propietarios incomunicados y auto aislados entre s√≠. Es decir el punto de vista capitalista ego√≠sta e individualista es impuesto a la fuerza y por la violencia. El libre mercado necesita de la mano dura para imponerse.

Nuestra historia no ha sido escrito por nosotros mismos, pero ha sido guardado celosamente por nuestros mayores, comunicada y consolidada desde la raíz para todas las generaciones.

Saqueo

A pesar de que permanec√≠amos organizados en la resistencia clamando justicia e igualdad. La Iglesia reci√©n admiti√≥ en 1537 , que los indios eran humanos , dotados de alma y raz√≥n , pero bendijo el crimen y el saqueo, seg√ļn la iglesia dominante al fin y al cabo los indios eran personas , pero personas pose√≠das por el demonio , y por lo tanto no ten√≠an derechos. Los invasores actuaron en nombre de dios y de su religi√≥n . Nosotros no conoc√≠amos la propiedad privada . No us√°bamos el oro ni la plata como moneda, sino que adorn√°bamos nuestros cuerpos con los que rend√≠amos homenaje a nuestros dioses. Esos dioses falsos estaban a favor del poder invasor y dominante.

La historia oficial reduce completamente la realidad precolombina, en gran medida a los centros de las dos civilizaciones de más alto nivel de organización social y desarrollo material. Los indios hemos sido considerados simplemente como mano de obra servil o atracción turística.

El pa√≠s oficial, que vive del pa√≠s real pero se averg√ľenza de √©l , quisiera suprimirlo: considera a las lenguas originarias ruidos guturales, y a la religi√≥n pura idolatr√≠a , porque para nosotros los Pueblos Indios la iglesia es todo nuestro entorno, las formas de vida, costumbres, tradiciones, la TIERRA es nuestra iglesia y todos los bosques son santuario.

Identidad

Nosotros todav√≠a pedimos perd√≥n al √°rbol cuando vamos a derribarlo, saludamos al INTI (sol), cuando sale brillante por la monta√Īa y se oculta por el mar.

De norte a sur, la cultura dominante ha intentado admitir a nuestros pueblos como objetos de estudio, pero no nos ha reconocido como sujetos de nuestra propia historia, nos han dicho que los indios tenemos folklor; no cultura; que practicamos supersticiones , no religiones , que hablamos dialectos, no lenguas; que hacemos artesanías, no arte.

Es importante retomar los hechos históricos que anteceden porque son las raíces profundas de la organización y la lucha de los pueblos indígenas en nuestro país, como ejemplos significativos de la respuesta del pueblo indígena a una situación colonial y semi colonial que ha sido sometido.

Rescate

Creemos necesario y conveniente rescatar el proceso de la lucha ind√≠gena por espacio de m√°s de 500 a√Īos, se√Īalando los principales acontecimientos que han servido como semilla para que en la actualidad las nacionalidades y pueblos ind√≠genas presentemos alternativas v√°lidas de desarrollo para el conjunto de la sociedad ecuatoriana. El valor, la dignidad de los pueblos ind√≠genas, demostrada por mas de 500 a√Īos, ha servido de gu√≠a para que fructifique la organizaci√≥n de este pueblo y contin√ļe en la resistencia y presencia en el escenario nacional. Algunos referentes bibliogr√°ficos nos servir√°n de base en esta historia; brevemente se√Īalamos algunos ejemplos: En Guayas, los Chonos, Congonos y Chonayes, en 1535 y 1537 protestaron y se levantaron a ra√≠z de las reducciones de indios. (Rodrigo Ch√°vez Gonzales, Estudio de Idiosincracia Regional).

En 1568 Carlos Manuel Larrea, en el Bolet√≠n de la Sociedad Ecuatoriana de Estudios Hist√≥ricos y Americanos No 7-8 se√Īala que el Capit√°n Andr√©s Contero fue a Esmeraldas a pacificar a los indios levantados. Aquiles P√©rez Tamayo , en las mitas en la Real Audiencia de Quito, se√Īala un dato encontrado en los documentos de la Corte Suprema de Justicia que dice: Los indios Malabas y los Tomolos , habitaron las tierras de Esmeraldas y por varias ocasiones se sublevaron contra el dominio espa√Īol. La descripci√≥n de las diez sublevaciones que presenta Segundo Moreno en el libro : Sublevaciones Ind√≠genas en la Real Audiencia de Quito, analiza los factores que motivaron los levantamientos, estas son muestras que indican las distintas formas de protesta contra la explotaci√≥n colonial, a trav√©s de las cuales el latente descontento se transform√≥ en un conflicto p√ļblico. De especial inter√©s son en este caso, los levantamientos surgidos luego de las reformas administrativas durante el gobierno de Carlos III (1758-88), y aquellas contra el primer censo y los cambios dentro del marco de la pol√≠tica de fiscalizaci√≥n realizada por la corona espa√Īola.

En el orden cronológico los levantamientos de los pueblos indígenas son los siguientes:

En Poma Llacta ,1730; en Riobamba , 1764; en San Miguel de Molleambato, 1766; en el Obraje de San Idelfonso, 1768; en San Felipe, 1771; en el corregimiento de Otavalo, 1777; en Guano,1778; en Ambato 1780; en P√≠llaro 1770, en Guamote y Columbe, 1803. En los a√Īos de la independencia tomemos en cuenta, en primer lugar, una carta que escribe desde Jamaica Sim√≥n Bol√≠var, el 6 de septiembre de 1815, contestando a un americano meridional de esta isla . Esta carta dice: "Am√©rica no solo estaba privada de libertad sino tambi√©n de la tiran√≠a activa y dominante, a esta acompa√Īaba los tributos que pagaban los ind√≠genas, las penalidades de los esclavos, las primicias, y los diezmos".¬ļ( Miguel Angel Carlosama).

 
Publicidad
 
Publicidad
 
Publicidad
 
 
 
Publicidad
 
 
Enlaces Recomendados:   Prima Electronics | Femar S.A | Almacenes de WAN | Radio WQ | Topacio Fine Arts | Imveresa
Diario Opini√≥n:   Pol√≠ica Editorial | C√≥digo Deontol√≥gico | Ley Org√°nica de Comunicaci√≥n | Contactenos
2017 - Diario Opinión - Machala, Ecuador
Diario Opinión, es una edición de TELEDPRES S.A. y es miembro de la SIP
Corporación Quezada - Todos los derechos reservados