Separatistas aceptarían resultados de referendo


Fecha de Publicación: 2017-10-01

Noticia Vista : 3114  Veces.

   

BARCELONA — Los separatistas catalanes prometieron el sábado ignorar el ultimátum de la policía de desalojar las escuelas que ocupan para utilizarlas como centros de votación en el referendo para su independencia de España. A medida que la policía clausuraba las instituciones, algunos padres decidieron enviar a sus hijos a casa y se prepararon para posibles confrontaciones con la policía para el domingo al amanecer.

Las tensiones se incrementaron en todo el país por el controversial plebiscito. En Madrid, miles se manifestaron en contra de los separatistas que intentan romper su nación. Demandaron que los líderes catalanes del movimiento fueran enviados a prisión. En Barcelona, la capital de Cataluña, miles más salieron a las calles para exhortar que su próspera región permanezca en España.

El plazo de la policía de las 6 de la mañana para que los padres, menores y activistas desalojen los edificios públicos está diseñado para prevenir que la votación se lleve a cabo, debido a que los centros electorales abren tres horas después.

El Tribunal Constitucional español suspendió la votación hace más de tres semanas. Por su parte, el gobierno federal calificó la votación de ilegal. La policía ha recibido instrucciones de impedir que se vote el domingo y en los últimos días ha confiscado papeletas y publicidad.

El gobierno catalán ha afirmado que seguirá adelante de todos modos y ha instado a los 5,3 millones de votantes registrados en la región a que participen.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España dijo el sábado que el plan del gobierno catalán es antidemocrático y que va “en contra de las metas e ideales que la Unión Europea” trata de fomentar.

“Lo que están impulsando no es democracia. Es una burla a la democracia, una parodia de la democracia”, dijo el ministro Alfonso Dastis a The Associated Press.

Un alto funcionario español de seguridad en Cataluña dijo que la policía ya había clausurado más de la mitad de las 2.315 escuelas que servían como centros de votación y que desmanteló un software que se iba a utilizar en el referendo.

Enric Millo, el funcionario español más importante en la región del noreste, dijo que los padres y estudiantes fueron encontrados en 163 escuelas mientras hacían actividades cuando la policía clausuró las instalaciones el sábado, pero que todavía restaba revisar otras 1.000.

Se le había ordenado a la policía de la región no utilizar la fuerza, pero de desalojar las escuelas para las 6 horas del domingo, antes de la apertura de los centros programada para las 9 horas.(I).


🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@