Tras finalizar el tratamiento, el masajista denuncia que el actor le dijo "que era muy atractivo y que lo había excitado", afirmación a la cual le siguió la petición de acompañarlo al sauna "para no estar solo". Una vez en la cámara de calor, Travolta habría metido sus manos por debajo de la toalla y frotado la parte interna del muslo del masajista.

"Comenzó a frotar las nalgas desnudas del masajista, así como el surco entre ellas", dice el informe. El trabajador dice haberse sentido incómodo y comenzado a guardar sus cosas para retirarse, ante lo cual Travolta le ofreció "enjabonarle la espalda", a lo que se negó rotundamente. Antes de irse, Travolta le preguntó "si le gustaba el sexo entre hombres" y que de ser así "le contara cómo le gustaba para poder fantasear".

Traumatizado, el masajista informó el incidente al Departamento del Sheriff de Palm Springs, desde la cual se envió un oficial al spa. Según el informe, el hombre "se sintió violado", sin embargo se cerró el caso porque "ninguno de los actos o declaraciones podían corroborarse"." />