MACHALA, MARTES 26 DE MAYO DEL 2020

Editorial.-

Acuerdos laborales

Contento 25
Me divierte 0
Me Encanta 23
Me Sorprende 22
Me Molesta 26
Me entristece 25

Redacción

    @diariopinion

   miÉrcoles 1 de Abril del 2020     |        1707

Una vez que el Ministro del Trabajo, Dr. Luis Arturo Poveda, emitió -este sábado.28. 03/20-   el Acuerdo No. 080 conteniendo disposiciones conducentes a integrar armonía en las relaciones Patrono-Servidores públicos y privados para echar andar con normalidad y seguridades el aparato productivo en esta etapa de cuarentena post aislamiento forzoso. Pondera encuentros y diálogos obreros-patronos – ojalá- instalando mesas grandes, pequeñas, chicas y chiquitas- según el tamaño de empresa y negocios- para flexibilizar horarios no cumplidos, pago de remuneraciones pendientes, vacaciones….. que demanda el ambiente laboral. Es difícil dejar de pensar en los intereses personales, empero, primará la razón en entender que todos hemos perdido. ¿Cómo recuperar lo perdido? Ese el desafío de todos.

Trabajadores y patronos, emprendedores del subempleo y trabajadores del día a día alistan ánimos y la buena cultura del trabajo como buenos navegantes lanzados a la mar en busca de puertos desafiando vientos, corrientes y mareas…. Después de la emergencia, sin mirar atrás. Llegará después de unas cuantas horas la resiliencia focalizando el futuro del trabajo, la producción, creatividades y nuevos emprendimientos. La población Económicamente Activa-PEA-  del país –superior a 4’000 millones de empleados entre públicos y privados-  barajan las disposiciones del ministerio regulador del trabajo que destaca los acuerdos Patrono-trabajadores  haciendo cambios  y ajustes  de horarios y modalidades de empleo, formas de pago de  y siempre y cuando prime  la armonía laboral para  recuperar el tramo cesante de sus relaciones económico-productivas.

Los funcionarios públicos expectantes de la guerra contra la pandemia del COVID-19, expectantes pero practicando el teletrabajo, esperan decisiones del gobierno nacional -hasta este fin de semana- para reencontrarse con sus escritorios y oficinas y la  esperanza de las remuneraciones del mes – aunque sean recortadas como disponen las normas de la emergencia nacional- pero que existan.

 


  ARRIBA

P