MACHALA, MARTES 26 DE MAYO DEL 2020

VUELOS HUMANITARIAS “DE UNA SOLA VIA”

Contento 6
Me divierte 26
Me Encanta 31
Me Sorprende 21
Me Molesta 37
Me entristece 4

Redacción

    @diariopinion

   domingo 29 de Marzo del 2020     |        627

El 14 de marzo del año 2020 fue emitido el Acuerdo Interministerial 0003 que involucra a los Ministerios de Gobierno, Relaciones Exteriores y de Movilidad Humana y, de Transporte y Obras Públicas, en el mismo que de manera sorpresiva se dispuso la suspensión total de vuelos de compañías de aviación que transporten pasajeros desde destinos internacionales hacia el Ecuador desde las 00h00 del martes 17 de marzo de 2020 hasta las 23h59 del domingo 5 de abril del 2020.

 

El acuerdo antes citado prácticamente dejaba sin posibilidad de retorno a miles de compatriotas ecuatorianos que por distintos motivos se encontraban fuera de nuestro país en distintas latitudes del mundo. Es importante recalcar que hago referencia a ecuatorianos que residen en el país y que se encontraban de tránsito fuera del mismo.

 

En esa misma semana, varias compañías aéreas anunciaron con posterioridad al 17 de marzo que se iban a implementar vuelos, principalmente desde Europa hacia el Ecuador, precisamente para que aquellos compatriotas residentes en el Ecuador, que se encontraban en tránsito en Europa pudieran volver, es más, se vendieron boletos y se confirmaron cupos en aviones de distintas aerolíneas, sin embargo, la sorpresa fue, no que se hayan suspendido los vuelos, porque esos vuelos vinieron y siguen viniendo al Ecuador, sino que son denominados "vuelos humanitarios" a los que yo le agrego “de una sola vía”, porque son vuelos que increíblemente vienen al país vacíos para retornar y repatriar por razones humanitarias a los extranjeros que se encuentran en el Ecuador.

 

Esta es la gran ironía de la realidad de lo que acontece hoy en día, se cerraron las fronteras para los ecuatorianos residentes en el Ecuador que se encontraban en tránsito fuera del país. No se les permitió regresar, pero por razones humanitarias, los extranjeros en nuestro país, con todo el derecho que se le asiste, y protegidos como debe ser por sus estados, si pudieron regresar en esos vuelos que vinieron vacíos desde el exterior.

 

En la parte formal, este Acuerdo Interministerial gira en torno al Decreto Ejecutivo 1017 del 16 de marzo del 2020, donde el Presidente de la República declaró "Estado de excepción por calamidad pública en todo el territorio nacional..." y la Corte Constitucional, conforme al procedimiento y al ser notificada para que se pronuncie sobre la constitucionalidad del estado de excepción decretado, en su dictamen con fecha 19 de marzo No. 1-20-EE dispuso en la parte pertinente:

 

" 1. e) La suspensión de vuelos y el cierre de fronteras no son medidas absolutas; por lo cual, el Estado permitirá, en las circunstancias excepcionales de este período de emergencia sanitaria, el ingreso adecuado de las personas nacionales y extranjeras con residencia en el país, que se encuentren en tránsito al país en zonas fronterizas, debiendo imponerse los debidos controles sanitarios y la sujeción a las directrices emitidas por la autoridad de salud.”

 

A través de las redes sociales, los ecuatorianos denominados "varados" en el mundo, pidieron una explicación, una solución al gobierno de su país, para saber cómo enfrentar esta situación de abandono y  seguramente de violación constitucional a los derechos que le asistía, sin tener una respuesta clara y directa y, con toda seguridad, de no ser por la intervención decidida de asambleístas de distintas bancadas, sobre todo pertenecientes a la Comisión de Soberanía y de Relaciones Internacionales que presentaron mociones y fueron aprobadas al interior de sus comisiones, o como en otros caos la intervención de otros asambleístas que presentaron ante la Corte Constitucional una demanda de incumplimiento por lo antes dictado, así como por la intervención del Defensor del Pueblo que se pronunció y abrió un registro para determinar quiénes estarían en esta situación y cuál era su grado de vulnerabilidad, además de la presión a través de las redes sociales de distintas personas, que como quien escribe, expresamos nuestro malestar por esta situación anormal, sin respuesta oportuna por parte de las autoridades, porque debe estar claro que todos esos ecuatorianos residentes en el Ecuador y en tránsito en cualquier parte del mundo, tienen el derecho total a reintegrarse en su país, en su hogar, con sus familias, cumpliendo los protocolos que se tengan que establecer, porque es eso lo que corresponde en una sociedad civilizada que precautela a sus ciudadanos sobre todas las cosas.

 

En estos días se ha emitido por parte del COE Nacional un protocolo de ingreso al país durante la vigencia del estado de excepción dirigido a: niños, niñas y adolescentes que están fuera del país sin sus padres o tutores legales, mujeres en estado de gestación, personas con discapacidad y de la tercera edad. Por supuesto que estamos de acuerdo que exista un protocolo que en primer lugar privilegie a los más vulnerables.

 

En el mismo protocolo se le exige llegar a hoteles predeterminados e inclusive hay quienes indican que previo a permitir calificarlos como vulnerables para efectos de este protocolo, se tiene que firmar una declaración de que tienen los fondos para mantenerse sometidos a la cuarentena y pagar los gastos de hospedaje, así como, que no presentarían en el futuro reclamos o demandas contra el Estado Ecuatoriano. Retorno condicionado de los más vulnerables, a renunciar a sus derechos, a reclamar en el caso corresponda y a no poder acceder al retorno si no cuenta con los recursos necesarios. Otra ironía, si no tienes como mantener en el Ecuador la cuarentena, mira como lo resuelves en el país que te quedaste atrapado en cualquier parte del mundo con los recursos que quedan.

 

Ojalá existan los vuelos que antes fueron desperdiciados como vacíos para el retorno de nuestros compatriotas que seguramente tendrán que cancelar otros ajustes adicionales por esos pasajes, además, debe iniciarse desde ya el protocolo para que regresen los demás, los padres que están con sus hijos allá, los hijos que están con sus tíos, las familias que están desunidas, los estudiantes, que no siendo niños, son jóvenes y se encuentran al amparo de su suerte, aquellos que fueron de turismo y sus visas ya los colocan en situación irregular por el paso del tiempo o no tienen un seguro de salud en el exterior, o no tienen como cancelar un hotel o un lugar donde hospedarse hasta que se establezcan los protocolos y ojalá no se restrinja, como está ocurriendo en otros países, las salidas de vuelos internacionales y con eso nuestros compatriotas sigan atrapados en esta falta de accionar, donde no existe diligencia, celeridad o tino por parte de las autoridades.  

 

Que se hagan todos los controles como:  la cuarentena, que realicen procedimientos que sean racionales y adecuados, pero lo más importante, que no se vulneren más los derechos de un solo ecuatoriano, que, siendo residente en el país, y esperando protocolos, está prácticamente a su suerte como apátrida en cualquier lugar del mundo. Estaremos vigilantes.

 

 


  Fuente :  

Juan Carlos Cassinelli Cali


  ARRIBA

P