MACHALA, VIERNES 10 DE ABRIL DEL 2020

Editorial.-

Sin fondo de Contingencias

Contento 25
Me divierte 8
Me Encanta 11
Me Sorprende 28
Me Molesta 47
Me entristece 6

Redacción

    @diariopinion

   miÉrcoles 25 de Marzo del 2020     |        1734

La situación de crisis total de la salud de los ecuatorianos conduce a mantener guerra desigual permanente contra la pandemia del COVID-19, la resistencia del gobierno no basta con la declaratoria de emergencias, de excepción y otras medidas colaterales cuando no  existen, disponibilidades para comprometer a toda máquina al recurso profesional médico y paramédico,  científico y tecnológicos que controle  el avance del pernicioso virus asiático conforme a la demanda social.

Los recursos económicos, financieros  del presupuesto general del Estado escasean día a día,  lo demuestran las informaciones en territorio que es precaria la logística  para protección  de la enfermedad, dar atenciones preventivas y tratamientos a la masa de 800 contagiados,  agravándose la situación para el gobierno nacional que, no obstante mirar para todo lado anunciando gestionar  recursos externos con créditos emergentes o desembolsos de los préstamos  comprometidos, pues, éstos  no se revelan con la urgencia que tiene el país.

¡Cómo podría olvidar el pueblo ecuatoriano al Fondo Externo superior a USD 3000 millones hasta avanzado el 2009 ! Útil como reserva y contingencias disponible en EE.UU; fondo resultado de los excedentes del precio/ barril  del petróleo que los gobiernos lo  incrementaban  una vez establecido el techo para  financiamiento presupuestario . El país recuerda lo que ocurrió por decisión del gobierno de la RC. Por odio al territorio gringo donde permanecía el Fondo y dogmatismo perverso lo distrajo para “invertirlo en el país” en las faraónicas obras. De haberse mantenido esa política preventiva, sensata y realista  -aprovechando los buenos precios del petróleo en la época de la RC-  afirman los expertos, que  se tendría más  de USD 8.000 millones-  por tanto, a estas alturas  no fuera igual la desdicha del país. ¡Que daño  histórico!.

 


  ARRIBA

P