MACHALA, LUNES 20 DE MAYO DEL 2019

TEORÍA ANTROPOLÓGICA: EL INDIGENISMO

Contento 21
Me divierte 30
Me Encanta 5
Me Sorprende 9
Me Molesta 46
Me entristece 16

Daniel Calva

    @daxcan90

   sÁbado 6 de Octubre del 2018     |        775

La formación de un estado nacional es una idea que se viene desde la época colonial, esa búsqueda de la unión de todos los habitantes que conforman este país en un solo bloque, no obstante, la realidad ha sido otra desde las guerras de la independencia, pasando por la revolución liberal hasta nuestros días. No es ningún secreto que el pueblo indígena de los países latinoamericanos han sido maltratado y marginado, irónicamente, los dueños reales de estas tierras fueron los menos beneficiados y los más explotados.

 

Aquellos que poseen la hegemonía han desarrollado nuevas estrategias de dominación, en las que destaca el indigenismo, pero ¿Que es el indigenismo? para la antropóloga ecuatoriana Lorena Campo: “es la corriente teórica y político-social, que se dirige al mejoramiento de las condiciones de vida de la población indígena en América Latina, denunciando diversas formas de explotación”. En teoría el indigenismo suena excelente, sin embargo, el inconveniente radica cuando dicha doctrina se utiliza con fines políticos populistas, maquiavelistas y como un caballo de Troya que solo quiere acaparar gente.

 

Nuestros ancestros indígenas sufrieron horrores durante la conquista española, fueron esclavizados y cayeron víctimas de un proceso de aculturación devastador. La situación no cambio luego de las guerras de independencia, ya que el indígena seguía siendo sometido, ya no por los españoles, sino por los criollos que acapararon el poder. Años después en nuestro país con la llegada de Eloy Alfaro al poder, los indígenas serían liberados, pero aun así sufrieron el rechazo social-racista del pueblo ecuatoriano.

 

Todo esto ha hecho que nuestros indígenas latinoamericanos, como todo ser humano que alguna vez ha sido maltratado, hayan llegado a albergar un determinado “recelo”; puesto que fue tanto el rechazo que han tenido que soportar por siglos, ese rechazo de muchos con los que comparten la tierra. La necesidad de incorporar a los indígenas en la actividad política, es algo reciente en nuestra república, es por ello que no debemos extrañarnos de que en Ecuador, las organizaciones sociales y políticas hayan proliferado tanto durante el siglo XX.

 

Como ecuatorianos no debemos negar nuestras raíces autóctonas, hoy por hoy nuestro país, se declara en su constitución como un país pluricultural y multiétnico, que busca romper con esos viejos estereotipos clasistas y racistas espantosos. Nuestros indígenas actualmente son muy recordados en nuestro medio, como un gran contingente que apoya las consignas, no es ningún secreto que tras la caída de varios presidentes, como Jamil Mahuad, hayan estado involucrados los movimientos indígenas.

 

Si bien la corriente indigenista planteaba lo mejor en sus días de apogeo, cayó por su propio peso cuando quienes integraban dichos movimientos, se dieron cuenta de que solo fueron usados para acaparar votos. En síntesis la construcción de un estado nacional unido, es el sueño de todo buen ecuatoriano que desea días mejores para esta república, aunque el anhelo nos suene a utopía.

 


  ARRIBA

P