MACHALA, MARTES 18 DE JUNIO DEL 2019

ECUATORIANOS Y VENEZOLANOS

Contento 16
Me divierte 19
Me Encanta 4
Me Sorprende 3
Me Molesta 11
Me entristece 28

Redacción

    @diariopinion

   lunes 3 de Septiembre del 2018     |        1459

Venezuela, tierra de libertadores, de gente buena, generosa y solidaria tiene en su historia actitudes y gestos que los latinoamericanos e, incluso,  de otros continentes deben agradecer. En la tierra llanera viven y fueron felices, miles de portugueses decenas de miles de españoles e italianos, cientos de miles de colombianos, miles de compatriotas ecuatorianos sólo como ejemplo de ese país acogedor.

Cuando las dictaduras del cono sur del continente perseguían a sus oponentes políticos, Venezuela los acogió, les dio asilo, trabajo y protección a cientos de ellos. Es que recuerdan que también cuando fueron perseguidos en la dictadura de Marco Pérez Jiménez los venezolanos fueron recibidos en nuestros países.

No olvidamos como en la crisis económica de 1999, Venezuela acogió a miles de ecuatorianos, sin ningún tipo de exigencia que no sea el brindarles una hospitalaria bienvenida, a la entonces “Venezuela Saudita”.

 Pero la desgracia que hoy sufren supera todo límite y comparación. Según organizaciones internacionales, se trata del peor éxodo latinoamericano se estima que más de 3 millones de Venezolanos han migrado. Es uno de los movimientos de población masivos más grandes en la historia de América Latina, según ACNUR. Desde Naciones Unidas comparan la situación con el desplazamiento de migrantes desde África en el Mediterráneo.

Qué ironía, por los valles de los andes que hoy transitan los venezolanos, hace más de 200 años Simón Bolívar y los patriotas independentistas libraban cruentas luchas por nuestra libertad.

Ecuatorianos y Venezolanos somos hermanos por herencia y tradición, por lo tanto, debemos portamos como tal, hoy somos nosotros quienes los recibimos. Además en ellos vemos el espejo de lo que nuestro país pudo haber vivido, si el gobierno de la década pérdida comandado por Rafael Correa hubiese continuado en el poder, por cierto, tal personaje, no nos autodestruyó, por la condición salvadora del dólar, el cual, se convirtió en camisa de fuerza para la ineptitud económica, perversión ideológica y odio del ex presidente.

La crisis migratoria venezolana se ha cebado con los que no tienen recursos. En 2018 las ONG´s que operan en la frontera han detectado un fenómeno especialmente dramático: familias con menores que llegan a Colombia sin nada y emprenden a pie un camino para llegar hasta Ecuador y, si tienen fuerzas, seguir hasta la capital peruana de Lima, una ruta de 3.500 kilómetros.

Ecuador, Perú y Colombia necesitan el respaldo de toda la comunidad internacional; No hay país en el mundo que pueda sostener esta situación sin apoyo financiero.

 

 


  Fuente :  

Luis Gaibor Gallardo


  ARRIBA

P