MACHALA, MARTES 16 DE JULIO DEL 2019

EL ABORTO ¡NO!

Contento 21
Me divierte 31
Me Encanta 29
Me Sorprende 4
Me Molesta 47
Me entristece 5

   viernes 17 de Agosto del 2018     |        2142

“Haciendo una rápida observación, percibimos que dentro del reino animal, los seres humanos somos los más desprotegidos al nacer; por contraste, otras criaturas, en horas, días, o meses, pueden manejarse con autonomía e independencia de sus semejantes, no así el ser humano. Sin embargo, aun cuando recién nacido es uno de los seres más dependientes e indefensos de entre todos los que existen, ha sido dotado del llanto para llamar la atención, de la sonrisa que compensa cualquier sacrificio de padres, que dicho sea de paso, aprenden a ser padres forzados por sus hijos.

 

La reproducción sexual -propia de los mamíferos, como lo es el hombre-, se caracteriza por la unión de dos células (espermatozoide y óvulo), que se denominan gametos, dando origen así a un nuevo individuo. “Cada una de ellas está dotada, en cuanto célula, de un núcleo que tiene, como el de toda célula, cierto número de cromosomas. Cada cromosoma, a su vez, contiene un cierto número de moléculas de DNA (ácido desoxirribonucleico, en español ADN). Cada molécula de DNA contiene a su vez cierto número de genes, cada uno de los cuales tiene su propia disposición interna.

 

Las células de cada especie biológica poseen un número constante y específico de cromosomas; las células dispuestas para la fecundación: óvulo y espermatocito, tienen cada una la mitad de ese número, 23, de modo que al unirse el óvulo con el espermatocito y constituir el óvulo fecundado o cigoto, reúne 23 cromosomas de la madre y 23 del padre, para adoptar los 46.

 

Con mucha claridad se expresa el genetista Jerome Lejeune, al señalar: “…sobre la cinta de un magnetófono se puede inscribir por medio de minúsculas modificaciones físicas una serie de señales que corresponden, por ejemplo, a la ejecución de una sinfonía. Esa cinta, puesta en un magnetófono, reproducirá la sinfonía aunque ni el magnetófono ni la cinta contengan instrumentos o partituras. El conjunto sonoro inventado por el músico y ejecutado por la orquesta ha sido transformado en un mensaje codificado, y la función del magnetófono consiste en descifrar el mensaje observando reglas que corresponden a aquellas según las cuales ha sido elaborado. Algo parecido sucede con la vida. La cinta de registro es increíblemente tenue, estando constituida por la molécula de DNA, cuyo grado de miniaturización confunde al entendimiento”.

 

Es el embrión, quien por un mensaje químico suspende el ciclo menstrual de su madre. Obliga así a la madre a protegerlo. A los quince días del retraso de la regla, es decir, a la edad real de un mes, el ser humano mide cuatro milímetros y medio. Su minúsculo corazón ya late desde hace una semana y están esbozados sus brazos, piernas, cabeza y cerebro. Ciertamente, la mayor parte de los niños nacen a los nueve meses, sin embargo desde los 5 está completo”. Tomado de:

https://aborto.cc/ia-partir-de-cuando-somos-seres-humanos/

 

Actualmente hay una lucha “A brazo partido”, por la “Despenalización del aborto”, personalmente estoy de acuerdo, pero exclusivamente en los casos de ser el producto de una violación y con el consentimiento de la madre; ANTES, que no se impartía educación sexual, que no se tenía internet, con un gran número de padres casi analfabetos; para conseguir a tu pareja, la enamorabas, le dabas serenatas….; y, si decidías unirte a ella, estabas en la obligación de tener un pequeño departamento, con los muebles necesarios, por lo menos sala y dormitorio; como todos, también tuvimos “impulsos de adolescente”, con los que AHORA, se quiere justificar el alto porcentaje de “Madres menores de quince años”, quienes tienen conocimiento pleno de la sexualidad, de los anticonceptivos, de la pastilla del día después, para colmo, en los colegios se entregaba todo esto a los adolescentes; no hay justificación para matar un ser humano con el aborto, lo que digan las leyes, es basura, quien se lo quiere hacer, tiene a la orden comadronas y ginecólogos; dejen que quede sobre la conciencia de esa mujer, si desea ser madre o criminal.


  Se archivado en :

  ARRIBA

P