MACHALA, MARTES 16 DE JULIO DEL 2019

¿Por qué hambre en Venezuela?

Contento 14
Me divierte 42
Me Encanta 23
Me Sorprende 26
Me Molesta 24
Me entristece 17

Daniel Calva

    @daxcan90

   miÉrcoles 15 de Agosto del 2018     |        1214

En 2009 el ex-presidente de la Asamblea Nacional del Ecuador, Alberto Acosta, nos ilustraba con su libro “La maldición de la abundancia” en donde se menciona el problema de depender exclusivamente de rentas petroleras. En Venezuela el problema fue mayor que aquí, allá un exceso de petróleo hizo que desde hace muchas décadas atrás se abandonen los campos agrícolas y la gente se mude a las ciudades, depositando toda la confianza en las importaciones de alimentos desde otros países; actualmente, ya han pasado varias generaciones y los jóvenes no desean ir al campo venezolano a sembrar como lo hicieron sus tátara-abuelos, ya que para ser campesino se necesita tener una condición adaptada al campo y eso se logra viviendo allí desde niño.

 

En Ecuador la gente olvida que hace un par de décadas cuando aquí imperaba el neoliberalismo, nuestros migrantes también fueron a Venezuela, muchos no volvieron; después la siguiente ola migratoria buscó: Europa. Hoy las cosas cambiaron, la Venezuela de telenovelas es solo un somero recuerdo de nuestros padres pero ¿Por qué no se previno esta descampesinización en Venezuela? lamentablemente, insertar el socialismo s. XXI en una sociedad acostumbrada a la buena vida urbana nunca sería fácil, las cosas se salieron de control. A eso sumémosle que las grandes multinacionales y las empresas importadoras pertenecían a una derecha neoliberal, se fueron del país ante las expropiaciones.

 

Cuando veo la situación de Venezuela veo a toda Latinoamérica dentro de 100 años cuando ya nadie quiera sembrar la tierra, si la gente sigue saliendo del campo ¿A dónde vamos a parar los que vivimos en las urbanidades? la solución es prevenir y no lamentar. Si no queremos ver a un país sin campesinos, tenemos que llevar las oportunidades de las ciudades al campo, ya en Europa y Norteamérica se solucionó la descampesinización llevando buenas escuelas, centros de salud, carreteras y más elementos que aún son incipientes en la ruralidad latinoamericana. Por el momento, tal vez podremos dormir tranquilos, pue, en Ecuador aun poseemos a nuestros agricultores y ganaderos que madrugan cada mañana para traernos arroz, el plátano, lácteos…… a la mesa. Algo que no ocurre en Venezuela, un país dependiente de las importaciones.

 

Necesitamos una Reforma Agraria en Ecuador que beneficie al campesinado, en donde se evite esos espantosos monopolios de 3 o 4 empresarios acaparadores que ni viven en el país, además, los políticos de turno demagogos se confían en que no nos va a pasar lo mismo que a Venezuela. Si bien R. Correa llevó al pueblo campesino carreteras y mejoró un poco ese seguro social campesino…¡Aún falta muchísimo más! como crear los Institutos Superiores rurales, centros de salud con médicos, escuelas en cada rincón del campo, etc. Pero dejemos de ser noveleros, ya que tener una escuela del milenio con pizarrón eléctrico no será jamás progreso, cuando a esa misma escuela le faltan docentes rurales con excelentes incentivos económicos para que el maestro desee quedarse allí. (O)

 

 

 


  ARRIBA

P