MACHALA, DOMINGO 5 DE JULIO DEL 2020

Editorial.-

Otro dictador abucheado

Contento 4
Me divierte 28
Me Encanta 18
Me Sorprende 20
Me Molesta 14
Me entristece 9

Redacción

    @diariopinion

   miÉrcoles 8 de Agosto del 2018     |        789

El primer mandatario boliviano, Evo Morales, ha recibido otro  mensaje de repudio de su pueblo mandante, a tal punto que ha tenido que abandonar forzosamente  la tribuna  con mucha pena, con mucho temor y profunda preocupación cuando recibió rechifladas y abucheos  a su discurso presidencial. Quedaron  impresionados  seguidores y  funcionarios  de gobierno por cuanto tenía previsto cumplir con un discurso  de orden, de por lo menos 2 horas de intervención, teniendo  que reducirlo a 37 minutos  por interrupciones con  gritos y silbatinas  rechazándole su  pretensión  obsesiva de reelección presidencial  >>de la que ya recibió la negativa en urnas<<   por mantener el modelo concentrador de todos los poderes, tipo emperador.

El socialista Jefe de Estado es obsecuente propulsor  de la marca “siglo XXI”  es otro dictador abucheado por estar ensamblado  con  modelo ideológico castrista-cubano, con  estilo de gobierno de izquierda- populista del chavismo venezolano y sus pares, expresidente Rafael Correa,  de Ecuador,  Daniel Ortega  de Nicaragua y  del caudillo  Lula da Silva, de Brasil;  estilos convertidos   en tribuna de cuestionamientos de  los mismos movimientos de izquierda continental  y  foco de enjuiciamientos jurídicos, políticos, socio-económicos… con informes negativos de   Organismos multilaterales por las    represiones, persecuciones políticas e ingobernabilidad, sin dejar de enrostrarles  reñidas riquezas, a favor de las cúpulas, en tramas de corrupción que avergüenzan al continente.

De líder indígena aclamado por los nacionales y admirado por el entorno  -en su primer periodo de gobierno-  el presidente Morales,  ha pasado a generador de rechiflas  tanto por su discurso antagónico y repetitivo  de delirios contra la oposición interna y externa  de que lo quieren matar y ser   perseguido,  como  por su tendencia a la ortodoxia de  la escuela socialista s. XXI. (O)


  Se archivado en :

  ARRIBA

P