MACHALA, VIERNES 7 DE AGOSTO DEL 2020

EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL

Contento 3
Me divierte 42
Me Encanta 5
Me Sorprende 28
Me Molesta 16
Me entristece 9

   domingo 29 de Julio del 2018     |        1639

 

Ayer pudimos ver una multitudinaria marcha, en defensa de los niños, en contra de la pretensión de hacer creer a la gente, que ser hombre o mujer, es cuestión de ideas, que se debe considerar la “Ideología de Género”.

Según la Real Academia de la Lengua Española, IDEOLOGÍA es:

“1. f. Conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc.

2. f. Fil. Doctrina que, a finales del siglo XVIII y principios del XIX, tuvo por objeto el estudio de las ideas”.

Partiendo de este concepto, es un absurdo, suponer, que la condición de HOMBRE o MUJER, es cuestión de “ideas”, eso implicaría, que las personas nacen con sexo neutro, y de acuerdo como lo orientes, se hace hembra o macho, o no sé cuántos sexos se han reconocido ahora.

Tomado de: http://www.forumlibertas.com/el-matrimonio-homosexual-no-es-un-derecho-fundamental-y-universal-lo-dice-el-tribunal-de-estrasburgo

“El matrimonio homosexual no es un derecho fundamental y universal, lo dice el Tribunal de Estrasburgo. “La Convención Europea de Derechos Humanos no obliga a ningún Estado a ampliar el derecho al matrimonio a las parejas homosexuales, el matrimonio es claramente entendido como la unión entre un hombre y una mujer”.

En inicios del Siglo XXI, en Austria, Horst Michael Schalk y Johann Franz Kopf pidieron autorización para casarse al Ayuntamiento de Viena, que rechazó su solicitud alegando que sólo podían contraer matrimonio dos personas de diferente sexo.

Posteriormente, en abril de 2003, el Gobierno provincial de la capital austriaca ratificó la decisión del ayuntamiento, por lo que, la pareja decidió recurrir meses después al Tribunal Constitucional, que también rechazó su demanda.

Los demandantes llevaron entonces su petición al Alto Tribunal de Estrasburgo alegando una supuesta infracción del derecho al matrimonio, remitiéndose al artículo 12 de la Convención Europea de DD.HH. La pareja consideraba que eran víctimas de discriminación y que el Estado austriaco había incurrido en una falta de respeto hacia la vida privada y familiar.

Desde 1950, “el matrimonio era claramente entendido como la unión entre un hombre y una mujer”, dice el Alto Tribunal, cuya sentencia íntegra (en inglés) puede consultarse en la web de la Corte Europea de Derechos Humanos.

El tribunal aclara que su fallo no supone un posicionamiento en contra de las uniones gays, sino que considera que el reconocimiento del matrimonio homosexual pertenece al ámbito de la soberanía de cada Estado y que al día de hoy no existe obligación por parte de esos estados a admitirlo.

Por otra parte, es previsible que Estrasburgo tenga que volver a manifestarse sobre la misma materia ya que una pareja de lesbianas rusas, Irina Fyet e Irina Shipitko, casadas en Toronto, han anunciado su intención de demandar al Estado Ruso por no reconocer en su territorio la validez del matrimonio celebrado en Canadá”, igual se lo rechazaron”.

Personalmente estoy convencido que, la pederastia y la pedofilia, por muchos pederastas y pedófilos que existan, no se las puede considerar un derecho; consumir alcohol y cualquier otra clase de drogas, no se lo puede considerar un derecho, por mucho drogadicto que exista, o porque haya Estados que han decidido darle autorización; que se deje en libertad a los mayores de edad, de hacer de su vida lo que les venga en gana, que por muchas mujeres que rechazan la maternidad y su sexo, no se va a autorizar su matrimonio; igual en el caso de los homosexuales; te casas o no, para tener un FAMILIA, tiene que ser HEMBRA Y MACHO, si no es así, para qué casarse, para qué el matrimonio; para qué el matrimonio homosexual; que, no ser una decisión universal, no puede ser un derecho.

Nuestra Constitución, en el segundo inciso del Art. 67 dice: “El matrimonio es la unión entre hombre y mujer, se fundará en el libre consentimiento de las personas contrayentes y en la igualdad de sus derechos, obligaciones y capacidad legal”… “Más gallo no canta un claro”, dice Marcel Aguilar, y el próximo tema será el matrimonio  homosexual celebrado en Cuenca.

 

 


  Se archivado en :

  ARRIBA

P