MACHALA, MIÉRCOLES 15 DE AGOSTO DEL 2018

Editorial

Código de la Salud al debate

Contento 10
Me divierte 5
Me Encanta 5
Me Sorprende 3
Me Molesta 11
Me entristece 10

Redacción

    @diariopinion

   miÉrcoles 13 de Junio del 2018     |        1616

El contexto  sobre  legalización del consumo de la marihuana en las formas, cantidades y condiciones medicinales  que se escucha  en la ciudadanía,  es tema recurrente  que por siete años  centra debates, discusiones y enfrentamientos  entre profesionales de la medicina farmacológica y tradicional y la Autoridad de control sanitaria  que  velan por  restringir y/o admitir su consumo  en cualquiera de las formas a despecho de los que creen ser  preferible  legalizar y admitir bajo controles y prescripciones médicas  con fines terapéuticos por considerar  milenariamente  haber contribuido a la salud;  Es preferible el uso autorizado por facultativos profesionales  antes  que conducir al Estado  a persecuciones,  medidas represivas y punitivas  sin lograr  beneficios deseados. 
 La marihuana o cannabis está registrado en el imaginario social como vegetal medicinal  protector de la salud  en diferentes expresiones: natural e industrial  siempre y cuando sus derivados hayan sido utilizados medicinalmente, por ello, en mercados  comunes se expenden   cremas, pastillas, jarabes, aceites y jels,  recomendado por naturalistas y activistas de la medicina social a ser utilizado en terapias de sanación como  medicina tradicional.  Aumenta el consumo por consiguiente,  demanda  restringirse  medidas  punitivas como pretende  el Código  de la salud. No se trata de admitir el uso para recreaciones o permitir la siembra  y comercialización a cualquier persona y lugar. 
 La Asamblea Nacional tiene deudas con el país, no encuentra condiciones para debatir la Ley de prevención de las drogas  que focalice actualización de conceptos y significados del Código Orgánico de la Salud y se de el espacio correspondiente  a la medicina curativa tradicional regulado por la Autoridad de salud y programas de  educación para evitar las adicciones que comúnmente conoce la sociedad. (O)
 


  Se archivado en :

  ARRIBA

P