MACHALA, MARTES 19 DE JUNIO DEL 2018

Desde mi noble cantón Arenillas, Sur Occidente ecuatoriano

¡Yo no fui! se escucha decir

Contento 2
Me divierte 4
Me Encanta 9
Me Sorprende 8
Me Molesta 12
Me entristece 4

Redacción

    @diariopinion

   martes 12 de Junio del 2018     |        2088

Muchas veces nos podemos hacer esta pregunta: La vida nos lo enseña: siempre hay que hablar, siempre; eso sí, hablar lo que se debe, a quien se debe, de la forma y en el momento adecuado. Cuando se debe hablar significa que nunca debemos callar, hay silencios dañinos, cómplices, que encubren. Como dijo el Papa Francisco, se dialoga para entendernos, para el bien común y para lograr la unidad en la diversidad. La violencia, la descalificación y la agresión jamás solucionan nada.    

De lo transcrito, Pedro Fernández, en su alegre tema: “Si te vienen a contar Cositas malas de mí. Manda todos a volar Y diles que Yo no fui Yo te aseguro que yo no fui Son puros cuentos de por ahi Tú me tienes que creer a mi…”

Es lo que se quiere revivir en coro por los “angelitos” acólitos de la década perdida. Ahora, todos son perseguidos políticos. Que les han violado el debido proceso, que están metiendo la mano en la justicia y, por último no quieren ser sometidos a evaluaciones.

La verdad y la mentira van cogido de la mano en la mente de los acólitos de la década perdida. Como aquel que se comió el “queso” de su “jefe” en Loja y lo despidió en pleno 11 de noviembre del 2017. Ahora, son tan cínicos al predicar que deben creerles lo que dicen porque serán nuevamente poder con su líder de la década perdida.

El Ecuador vivió 10 años de dictadura en tipo de régimen político en el que el pueblo tenía el poder pero no lo ejerció, porque cogió miedo.

El mandante, los medios de comunicación, los periodistas libres (unos poquísimos), los políticos, los partidos y movimientos políticos, la sociedad ecuatoriana, jamás se levantó ni reaccionó con la dictadura de régimen político.

Para la historia política de Ecuador en la década perdida sobresalieron hombres y mujeres como la “Gordita Horrorosa, Mery Zamora, Kléber Jiménez, Galo Lara Yépez, Fernando Balda, (+) Jorge Gabela, ente otros, quienes enfrentaron al feje de la década perdida.

Ahora los protagonistas de la década perdida, toleraron su propia degradación de sus mismos derechos, por lo tanto, aceptaron su rebaja de su dignidad humana. La paradoja: es que ellos mismos se quieren convertir en víctimas de su propia acción política que tratan de expresar que ninguno ha hecho nada, nadie atracó las arcas fiscales y todos expresan: Yo no fui…

Hoy en día el CPCCS-T, en el timón el Dr. Julio César Trujillo, ha hecho respetar su órgano que representa, ha hecho respetar el orden constituido. Y los giles de “perejil” dicen: !!Yo no fui¡¡ y

Recordando a Don Manuel Zambrano Torres (Piñasiense): quién muy sabiamente nos dejó una lindas expresiones que caen como anillo al dedo a lo expresado: “Hubo un tiempo que está tras del recuerdo, hubo un tiempo de pequeñas canciones repetidas, donde estaba el olvido en las primeras ventanas de los sueños y los rostros llegaban desteñidos en algún pensamiento no esperado que brotaba fustivo como un eco fugaz de la alegría”.  (O)

 


  Fuente :  

Robinson Torres Jaramillo


  ARRIBA

P