MACHALA, LUNES 19 DE NOVIEMBRE DEL 2018

¿EXISTE LIBERACIÓN FEMENINA EN OCCIDENTE?

Contento 6
Me divierte 11
Me Encanta 3
Me Sorprende 11
Me Molesta 4
Me entristece 10

Redacción

    @diariopinion

   miÉrcoles 6 de Junio del 2018     |        1617

s la época de la liberación femenina que tiene su apogeo a finales de los años 60, en donde por la influencia del postmodernismo se intenta luchar por un bienestar común. En las mujeres del siglo XXI aún se observa un dualismo que cala hondo en la mente de ellas, en donde se debaten entre: ‘el yo doméstico y el yo político’. La mujer del siglo actual es una ente del cual su destino dependerá del modo en que ella misma interrogue su propio pasado como el género y la historia de la sexualidad, si bien ellas han iniciado una revolución que no tiene vuelta atrás, lleva a cuestionarnos ¿Serán capaces de obtener una libertad total e igualdad con el género masculino de forma inmediata?

 

Según algunos antropólogos el problema real para una verdadera liberación femenina comenzó hace más de doce mil años cuando nuestros antepasados empezaron a reclamar la propiedad de la tierra, este fue el inicio para ver a la mujer como un objeto de posesión, en donde el hombre depositaba su semilla y engendraba hijos para que estos hereden la tierra, fue allí que se inventó el requisito de la virginidad en la mujer y con la Edad Media (aquí jugo un gran papel la iglesia) se reforzó la idea que la mujer debe permanecer en casa y limitarse a la atención a su familia. Por ello, en pleno año 2017, aún existen hombres que exigen -aunque de una forma más sutil “la virginidad” a quien va a ser su esposa, esta es una costumbre aún perenne en Latinoamérica y con cierta vigencia en Ecuador.

 

Si bien en los países occidentales la mujer ha tenido más libertades en las últimas décadas ¿Qué hay de los países no occidentales con influencia árabe? La respuesta es muy compleja, ya que la cultura de los países musulmanes se estructura bajo un estado teocrático y esa cultura es muy diferente a la nuestra, probablemente llevara un par de siglos más el hecho que las mujeres de estos países puedan tener más libertades. Hoy entidades como ONU y algunas ONG’s han hecho un frente para promover los DD.HH universales, los cuales, garanticen a las mujeres de estos países mayores accesos a la educación y a la autodeterminación; ya ha habido avances como que los gobiernos de países africanos prohíban la ablación femenina, pero aún falta más.

 

En Latinoamérica, específicamente Ecuador -a mi manera de ver las cosas- la mujer aún no ha logrado su liberación total, puesto que no se palpa igualdad de género en la sociedad y en general se considera como Tabú (prohibido) a las cosas cotidianas. Basta con abrir Facebook o ver esos programas de farándula chatarra por TV en donde varias noticias se centran en el morbo de saber cuál es la pareja de tal o cual modelo femenino, peor cuando existe algún escándalo sexual. De alguna forma existe la presión social retrograda, incluyendo a las mismas mujeres quienes hacen el papel de juezas sobre su propio género e intentan echar culpa a la mujer, basándose en la arcaica creencia de que: “el hombre es hombre y la mujer a su casa”. (O)

 


  Fuente :  

Daniel X. Calva Nagua


  ARRIBA

P