MACHALA, JUEVES 20 DE SEPTIEMBRE DEL 2018

YA ES TIEMPO PRESIDENTE

Contento 0
Me divierte 0
Me Encanta 0
Me Sorprende 0
Me Molesta 0
Me entristece 0

Redacción

    @diariopinion

   miÉrcoles 14 de Febrero del 2018     |        3063

El Art. 147 de la Constitución de la República, señala las atribuciones y deberes del Presidente de la República, en su numeral 1. dice: “Cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes, los tratados internacionales y las demás normas jurídicas dentro del ámbito de su competencia”. También, su Art. 233.- “Ninguna servidora ni servidor público estará exento de responsabilidades por los actos realizados en el ejercicio de sus funciones, o por sus omisiones, y serán responsables administrativa, civil y penalmente por el manejo y administración de fondos, bienes o recursos públicos. Las servidoras o servidores públicos y los delegados o representantes a los cuerpos colegiados de las instituciones del Estado, estarán sujetos a las sanciones establecidas por delitos de peculado, cohecho, concusión y enriquecimiento ilícito. La acción para perseguirlos y las penas correspondientes serán imprescriptibles y, en estos casos, los juicios se iniciarán y continuarán incluso en ausencia de las personas acusadas. Estas normas también se aplicarán a quienes participen en estos delitos, aun cuando no tengan las calidades antes señaladas”.

Pese a estas claras disposiciones Constitucionales, que el Ex Presidente estaba en la obligación de cumplirlas, cuando fue Presidente, sucedió:

“El presidente de la República Rafael Correa otorgó el martes el indulto a Antonio Edmundo Buñay Dongilio, sentenciado a ocho años de reclusión mayor ordinaria, por el delito de peculado en el caso Cofiec. El expresidente del banco Cofiec fue señalado como la autoridad que “presionó” a las oficiales de crédito para la entrega irregular de $ 800 mil de préstamo en favor del empresario argentino Gastón Duzac, pese a que no tenía garantías.

El Decreto Ejecutivo 1415, que consta de dos artículos, señala en el primero: “Concédase el Indulto presidencial a favor del señor Antonio Edmundo Buñay Dongilio, el cual consiste en el perdón de la pena impuesta, manteniéndose la sanción pecuniaria”. Tomado de internet /www.larepublica.ec/blog/politica/2017/05/17/.

YA ES TIEMPO SEÑOR PRESIDENTE, Lcdo. Lenin Moreno Garcés, que en derecho, sin violar ley alguna, mucho menos Disposición Constitucional alguna, INDULTE a Galo Lara y todos los dirigentes sociales detenidos por hacer uso de su derecho a la resistencia; se devuelva la vida jurídica de la Unión Nacional de Educadores, la gloriosa UNE; se entregue a su legítimo dueño el Fondo de Cesantía del Magisterio y otros Fondos que fueron quitados ilegalmente; que se pague el Estímulo por Jubilación a los Servidores Públicos, específicamente al Magisterio, que el Ex Presidente odiaba y con su ;Ministro Dr. Augusto Espinoza, formó un grupo afín que se hace llamar “RED de Maestros”, no es correcto, que justo a quienes merecemos “Atención Prioritaria y Especializada”, se nos deje morir, para que sean nuestros herederos quienes cobren ese estímulo; por derecho y por justicia, unifique las pensiones jubilarea, no se entiende, de dónde nace, de dónde se origina, la descabellada idea, de que los jubilados, “Ya no tienen gastos” o peor aún, “No tienen en qué gastar”; no pierda tiempo, escoja cuatro ecuatorianos de probada capacidad y honradez, mas tres de los Miembros de la Comisión Anticorrupción, y forme el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, tenga la seguridad que el pueblo lo apoya, Descorreise su Gobierno, y tendrá más apoyo.


  ARRIBA

P