MACHALA, LUNES 18 DE JUNIO DEL 2018

JÓVENES AHORA… LÍDERES DEL FUTURO

Contento 0
Me divierte 0
Me Encanta 0
Me Sorprende 0
Me Molesta 0
Me entristece 0

Redacción

    @diariopinion

   miÉrcoles 14 de Febrero del 2018     |        3153

Mientras dialogaba con jóvenes que cursan la educación secundaria nocturna, me comentaban sus problemas actuales tales como una plataforma virtual para dar el examen de ser bachiller, dificultades para ingresar a la U…… otros asuntos que no se si denominarlos “problemas graves”. Haciendo un contraste con lo difícil que antes era estudiar la primaria, secundaria y universidad, pude notar que hoy por hoy los jóvenes tienen más oportunidades que hace unos 10-20 años atrás ¿A qué se deben todos estos dilemas de las nuevas generaciones? Pues, la respuesta podría ser fácil de entender.

En la actualidad el ministerio de educación optó por volver más suaves las clases basándose en un modelo inspirado en los nórdicos y anglosajones, pese a que los latinoamericanos tenemos una cultura totalmente diferente, incluso hoy en día es raro ver un alumno que pierda el año. Y no sólo a nivel primario o secundario vemos que ahora hay más facilidades, pues, en las universidades con la implementación del examen complexivo ya no se padece con la Tesis investigativa de grado. En mis diálogos con padres de familia, estos me manifestaban que ahora notan a sus hijos muy libertinos y esperanzados a una vida futura fácil, cuando la vida real es muy difícil.

Es ahí cuando creo que el modelo paternalista aplicado a la educación no favorece a la Sociedad, modelo que hace que el ecuatoriano promedio ponga todas sus esperanzas en los gobiernos de turno. Tal vez este es el problema real más fuerte que tiene nuestro sistema educativo, pero esto podría mejorarse con reformas a la educación para así eliminar sistemáticamente el facilismo al cual nuestros jóvenes se están acoplando; ahora estudiar es más fácil que antes, incluso en la actualidad no se paga pensiones además hoy ya no vemos filas interminables afuera de las universidades por un cupo.

Para muestra un botón, en las elecciones presidenciales 2017 los candidatos de menos edad proponían cosas descabelladas, Dalo Bucaram hablaba de reformas constitucionales a partir del cristianismo y de decretar feriado al día de la biblia (alguien coméntele a Dalito que los estados teocráticos en occidente no funcionan); Iván Espinel planteaba incorporar la pena de muerte y reducirle un año al bachillerato (infórmenle al médico que eso tampoco funciona). Si aquellos dos (Bucaram Jr. y Espinel) son la “”renovación política ecuatoriana””, no quiero ni imaginar cómo serán las propuestas políticas futuras de los jóvenes de la generación actual, los cuales, viven en el facilismo paternalista de la educación.

Actualmente necesitamos aterrizar y corregir aquello que está mal y enseñar a la juventud que la vida no es fácil, en otros países se está dejando de lado el paradigma nórdico-anglosajón de la educación ¡no porque sea malo! sino porque no se puede adoptar un modelo así de avanzado en una sociedad que posee una cultura aún en construcción; en tal caso ciertos países están volviendo su vista al modelo asiático, mismo que es un paradigma educativo más exigente, pero que inculca disciplina y muchos deseos de estudiar. (O)


  ARRIBA

P