El Contragolpe


Fecha de Publicación: 2017-10-12

Fuente/Autor: wilsonsolorzaco@gmail.com Twitter: @docwillyboy

Noticia Vista : 3079  Veces.

   

Extraño el país donde el problema más grande era que María Susana Rivadeneira eligiera una jaula de pájaros como traje típico para Miss Universo. Y no vamos a engañarnos tampoco: el país de antes no era la tierra prometida. Pero al menos, era un lugar donde había más sensatez y honradez. Donde no teníamos que rogar por una consulta popular para rectificar un acto inconstitucional orquestado por un ex presidente.

A mí me tiene un poco incómodo el silencio de los simpatizantes de DES-Alianza País, no porque su silencio haya dejado de ser música exquisita para mis oídos (lo sigue siendo) pero, imagine usted amigo lector, imagine que era Lasso el que salía la semana pasada en rueda de prensa para anunciar las maravillosas preguntas de la consulta popular. Todos esos amigos y conocidos que usted tiene ahora mismo en mute, estarían brincando en chulla pata en clara oposición al “golpe de estado sistematizado en la consulta”. No sé, lo dejo aquí para que lo piense y los vigile de vez en cuando.

A diferencia de ellos, usted y yo podemos sacar pecho por no haber flaqueado nunca durante los últimos diez años. Nuestros valores, principios e ideología sobrevivieron a la “década robada”.

Usted y yo además, podemos tener la frente en alto, sobre todo ahora que la boba idea de que nos “oponemos a un Ecuador más justo y solidario” queda desmontada. Hemos dado nuestro apoyo al presidente Lenín Moreno a pesar de nuestras diferencias ideológicas y políticas porque ha demostrado con actos que quiere buscar el Ecuador que los ecuatorianos merecemos.

¿Recuerda el decreto número 100 de Lenín? Yo no lo puedo olvidar porque fue el momento exacto en que volvimos a tener un presidente de verdad en Carondelet. Y qué falta hacía un presidente gobernando el Ecuador.

Desde mi columna, hago un agradecimiento público al presidente; con todo el eje de los poderes del Estado a favor de su partido político, la alternativa sencilla para él, era la de seguir con el guión escrito por Rafael Correa y poner un tapete de terciopelo rojo para el regreso de su “economistad”.

Lenín Moreno ha decidido irse por la ruta más difícil: la ruta de la dignidad. Aunque desafortunadamente le haya implicado ganarse un enemigo muy poderoso. Pero tranquilo Señor Presidente, usted siga haciendo bien su trabajo; el Ecuador lo apoyará incondicionalmente si recorre el camino reservado para los hombres de bien.

Estoy seguro que en algún lugar del Ecuador, Gustavo Larrea, sonríe observando el panorama político y social que ha diseñado magistralmente para acabar con la carrera política de Jorge Glas y Rafael Correa. Un contragolpe magistral. Al mejor estilo de “Juego de Tronos”. ¡Salud, Gustavo! ¡Salud, Ecuador!

🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@