¡Consulta popular, ya!


Fecha de Publicación: 2017-08-13

Fuente/Autor: Wellington Toapanta

Noticia Vista : 2965  Veces.

   

Si el gobierno quiere ser coherente con su discurso anticorrupción y concluir con el encarcelamiento de los responsables y la devolución de todas las millonarias “propinas” recibidas por los integrantes de la “asociación ilícita internacional”, es urgente convocar a consulta popular para reestructurar las instituciones de control, de justicia y los blindajes legales que han “enseñoreado” a la corrupción en el país.

La convocatoria no puede ser más oportuna y tener mejor escenario, para dar mecanismos que permitan, sin dilaciones, sancionar a los responsables que conscientemente multiplicaron precios reales de obra pública y robar los excedentes. La malversación no puede ser investigada ni sancionada por quienes habrían sido parte del entramado y están bajo sospecha o al menos desconfianza.

Es que la “asociación ilícita internacional” dicha por el fiscal durante la operación “Odebrecht”, parece no solo suscribirse a esta, sino también a múltiples contratos de preventa petrolera y de deuda externa e interna, y no pueden quedar desapercibidos casos como Palo Azul, cocinas de inducción, Angostura, 30S, Chucky Seven (EL UNIVERSO), concesiones portuarias y miles adicionales que han parido nuevos ricos en la revolución ciudadana.

La administración de justicia, en todos los órdenes, debe entrar bajo potente lupa, porque se debe esclarecer, su responsabilidad, por ejemplo, en los casos Chucky Seven, El Gran Hermano y por qué nunca intervino para sancionar agravios, daño moral e incitaciones a cometer delito, semanalmente emitidas por orquestadas cadenas audiovisuales, tipificadas civil y penalmente.

Una soñada administración de justicia independiente que podría dar la consulta popular y/o constituyente no asumiría la rebuscada teoría de la corresponsabilidad con la que se sentenció a EL UNIVERSO, pero vendría como anillo al dedo para llegar a los responsables de la presentación, tramitación y sanción de leyes, como la de Contratación Pública que eliminó el análisis previo de millonarios contratos de compra de bienes y servicios del Estado.

La Contraloría y demás órganos de control también deben ser tamizados porque a los tentáculos del inmenso pulpo no habría escapado rincón del aparato administrativo para someterlo a sus designios. Es momento que el discurso anticorrupción del presidente Moreno se convierta en hechos y el hecho fundamental es la inmediata convocatoria a consulta popular.

Si es certera la matriz de los negocios públicos realizados por la Comisión Ciudadana Anticorrupción de que el pulpo se habría hecho con “propinas” de siete millones de dólares diarios de todos los ecuatorianos, también estamos ante objetivos judiciales de lavado de activos por la camada de nuevos ricos.

Suprema tarea judicial será lograr la devolución de todo lo atracado, para que en el presupuesto fiscal aparezcan ingresos no tributarios que abonarían a cubrir el dispendioso servicio de deuda pública de diez mil millones de dólares por año.

Lord Acton dijo que “el poder corrompe siempre y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Estamos ante esta realidad. El presidente debe actuar ya, sin dilación, pasando de las palabras a los hechos, porque si preocupa que uno sea el discurso para el país y otro para Venezuela.

🔊 Escuchar Noticia
🔊 Detener


PUBLICIDAD
IMAGEN DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@