Ministra de Justicia impulsará lucha contra la violencia a la mujer como una bandera de toda la sociedad



Fecha de Publicación: 2017-06-19

Noticia Vista : 11  Veces.



(Andes) – La ministra de Justicia, Cultos y Derechos Humanos de Ecuador, Rosana Alvarado Carrión, destacó los avances que se han registrado en el país para prevenir la violencia contra las mujeres, no obstante cree que la lucha contra ese mal es una tarea pendiente aún para la sociedad.

La ministra, conocida por su activismo en la lucha por la defensa de la mujer, se ha desempeñado como asambleísta constituyente (2008), luego legisladora y ejerció la primera vicepresidencia de la Asamblea Nacional, fue invitada al programa “Ecuador No Para”, en su nueva temporada desde la televisión pública, Ecuador TV.

Los ejes de acción de la ministra Alvarado serán fortalecer el trabajo desde los Viceministerios de Rehabilitación Social y Derechos Humanos; afianzar Plan para Erradicar la Violencia de Género, apoyar a las víctimas y trabajar acciones con los agresores, el tratamiento adecuado para adolescentes en conflicto desde la aplicación de la Ley, y la intervención en infraestructura en centros de rehabilitación social.

Durante la entrevista dijo que desde la sección “Respuesta Judicial”, que es parte del Ministerio se podrá asumir como casos emblemáticos todos los que están relacionados con femicidio y crímenes contra las mujeres.

“Creemos que desde allí será necesario hacer este impulso en nombre de las luchas de las mujeres (…) tengo que trasladar esa que es la bandera de tantas y tantas mujeres para que sea una bandera levantada por toda la sociedad”, enfatizó.

Sostuvo que la violencia contra la mujer sigue siendo un flagelo por lo que no se puede creer que lo que se ha hecho o se haga, sea suficiente.

“El tema de la violencia, el machismo, contra las mujeres tiene que ser asumido como una tarea de la sociedad. El machismo mata, termina con la vida de las mujeres; con los sueños, con los proyectos. Y desde ese punto de vista, el Ministerio puede asumir todos los casos relacionados a femicidio, que cada vez van sumando y aumentando”, expuso.

Dijo que quizá antes el tema no era visibilizado porque la figura de femicidio (aprobada con la entrada en vigencia del Código Orgánico Integral Penal en 2013) no estaba tipificada, por eso ahora “nos alarmamos más”.

“Es un tema que está pendiente de resolverlo como sociedad. Tal vez la solución inmediata no llegue, tal vez es imposible hablar de sociedades sin este tipo de crímenes, de delitos; pero no podemos dejar de sorprendernos, de indignarnos cuando esto sucede”, recalcó.

Indultos y amnistías

En la entrevista con “Ecuador No Para”, la ministra Rosana Alvarado se refirió al pedido de amnistías e indultos planteados por la dirigencia de la Confederación de Nacionalidades Indígenas.

En este tema, remarcó que los indultos son potestad del Ejecutivo; y las amnistías, de la Legislatura. Que en ningún caso se podrá dar indultos en bloque como han exigido dirigentes de la Conaie, y que se analizará caso por caso.

También, explicó que la línea del presidente de la República, Lenín Moreno, es revisar lo que ha sucedido y ponderar si en cada uno de los casos la medida contribuye a la recuperación de la armonía, de la paz social.

La organización indígena exige la amnistía para 177 personas e indulto para 20, a quienes llaman `luchadores sociales’. 114 de ellas, no están detenidas. La Conaie sostiene que dichas personas son perseguidos políticos, sin embargo, algunos están sindicados por delitos como ataque y resistencia, paralización de servicios públicos, secuestro, extorsión, entre otros.

La ministra de Justicia sostuvo que el criterio es que “no puede quedar en la atmosfera un aire de impunidad”.

“Cuando hablamos de que queremos una reparación, de que se haga justicia, estamos de acuerdo, pero la justicia es para todas las partes”, dijo y recordó que en Ecuador no existe un catálogo de delitos políticos.

En este sentido, recalcó que la decisión de conceder los indultos “es política”, no es un derecho sino un beneficio que puede o no otorgarse.

Por ejemplo, si una de las personas entraña un peligro para la sociedad no puede ser beneficiaria de la medida, que se tomará “siempre observando la justicia para las otras partes”.



PUBLICIDAD
CARICATURA DEL DÍA
PUBLICIDAD

Reciba los titulares de Diario Opinión en su e-mail.!

@